El consumo sigue en caída
  • Compartir

03/03/2020

Los principales indicadores de consumo aún muestran una señal negativa. A pesar de ello las expectativas crecieron frente a enero del año pasado

Autor:
Alejandro Arnoletti

El consumo masivo en la provincia de Santa Fe no presenta muchas señales positivas en el verano 2020. Los principales indicadores se encuentran en baja. A pesar de ello los índices de confianza mejoran mes a mes.

Las ventas en supermercados y los precios en este tipo de comercios en la provincia muestra que entre enero de 2019 y mismo mes de 2020 la comercialización de productos creció en menor medida que los precios. La caída del consumo en supermercados se viene dando sin interrupciones hace un año y medio.

Los datos pertenecen al Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz y de allí se desprende que las ventas en Santa Fe a precios constantes en enero último sumaron un total de 4022 millones de pesos, es decir, un aumento del 42,6 por ciento interanual. En contrapartida la inflación acumulada en supermercados para la provincia alcanzó un 74 or ciento. A precios constantes de abril de 2016 la merma fue del 18 por ciento interanual.

En términos interanuales los rubros que más crecieron fueron “Bebidas”, en un 72 por ciento; “Carnes”, en un 65 por ciento; y Panadería, en un 55 por ciento. En conjunto estos tres rubros representan el 31 por ciento de las ventas totales. Los de menor crecimiento fueron “Indumentaria, calzado y textiles para el hogar”, 20 por ciento; “Almacén”, 28 por ciento; y “Artículos de limpieza y perfumería”, en un 43 por ciento. En conjunto implican el 41 por ciento de las ventas totales.

Los patentamientos de automóviles 0 kilómetro también vienen en declive, aunque esa caída se desacelera. La baja interanual de enero fue de un 20 por ciento, luego de haber tenido su mínimo en mayo de 2019, en un 51,2 por ciento. En el primer mes de 2020 se patentaron 4133 autos 0km en la provincia, más que duplicando lo producido en diciembre, 1897 unidades.

En cuanto a la demanda del cemento portland en la provincia solo mayo de 2019 tuvo un aumento interanual en los últimos doce meses. Ese crecimiento se dio en el marco de un crecimiento de la mano de obra en un contexto de elecciones.

En enero la caída fue del 15,6 por ciento interanual, principalmente influenciada por una baja del consumo de cemento a granel, en un 21,3 por ciento. Esta caída está vinculada a la realización de obras de gran escala, en su mayoría obra pública.

Uno de los puntos positivos de este informe del CESO está dado por la demanda de energía eléctrica en usuarios residenciales. La provincia tiene una participación del 9 por ciento en la demanda nacional de energía eléctrica. Según datos de CAMMESA en enero de 2020 la demanda fue de 1.113.611 megavatios/hora, un 1 por ciento superior al mismo mes del año anterior.

El consumo residencial creció en términos interanuales un 3,4 por ciento. Pero el de los grandes usuarios, vinculados a la actividad de las industrias y los grandes comercios continúa en caída y registró una merma del 4,8 por ciento en enero.

La caída también se refleja en el financiamiento del consumo ya que el monto de préstamos en pesos constantes de diciembre 2016 muestra esa baja. Todos los tipos indican una caída respecto al año anterior. La más acentuada se ve en los préstamos prendarios, en un 36 por ciento; las tarjetas de crédito, en un 30 por ciento; y los préstamos personales, en un 14 por ciento.

Por último las expectativas del consumidor es el otro indicador que presenta un signo positivo. El Índice de Confianza del Consumidor mide el grado de optimismo de los consumidores frente a su situación económica personal y el estado general de la economía. En ese sentido la confianza en enero de 2020 está un 14 por ciento por encima al de un año atrás.