Las elecciones en Brasil van a segunda vuelta
  • Compartir

03/10/2022

Los resultados oficiales indican como ganador en primera vuelta a Lula Da Silva por una diferencia de 5 puntos por sobre Jair Bolsonaro

Autor:
Rodrigo Covarrubias

Con el 99,5% de las mesas escrutadas, la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil dejó un panorama de gran polarización política y electoral. Desafiando los pronósticos que proyectaban las encuestas antes de la elección, los resultados finales dejaron un 48,37% de los votos para Lula Da Silva contra un 43,25% para Jair Bolsonaro.

“Las elecciones de ayer han sido una sorpresa en relación a la foto que mostraban las encuestas. Hay una falla en captar lo que pasa en la sociedad”, afirma Gonzalo Berrón, corresponsal de Radio UNR desde Brasil en dialogo con La Marca de la Almohada. “Lula se mantuvo en el margen de error de las encuestas, pero Bolsonaro subió en relación a ellas 7, 8 puntos”.

 El Doctor en Ciencia Política por la Universidad de San Pablo indica la importancia que tienen esos números para el bolsonarismo en términos electorales y políticos: “La victoria del bolsonarismo fue muy importante, muy significativa, a nivel de los gobiernos de estado y a nivel de los diputados federales y senadores”, y agrega que “lo que queda de las estructura política brasileña es un crecimiento de lo que aquí se llama el bolsonarismo de raíz

Según analiza Berrón, el porcentaje que representa a los electores de Bolsonaro no se explica tanto en el antipetismo, como pasó en el 2016 en el impeachment contra Dilma o en la elección de 2018 con la derrota de Haddad frente a Bolsonaro, sino que habla directamente de una estructuración del bolsonarismo en términos políticos: “Todos decíamos que el bolsonarismo tenía una parte de la población, del electorado cercano al 30%, que era un bolsonarismo identitario, de núcleo duro, estructurado. Eso se verifico y se verificó el alcance de eso, que supera el 30%. Son persona que creen en el proyecto de Bolsonaro, que comparten los valores”.

“Es ese el Brasil que emergió y se consolidó en la elección de ayer, implica muchos retrocesos en cuestiones sociales y civiles”.

El analista dio un panorama en cuanto a los posibles escenarios políticos que podrían presentarse luego de la segunda vuelta electoral que se realiza el próximo 30 de octubre: “Es un Brasil que puede presentar algún equilibrio si Lula finalmente vence la elección, pero va a ser un Brasil tensionado constantemente, porque va a tener que gobernar con un parlamento y sobre todo un Senado dominado por el bolsonarismo”.

Sobre una posible victoria de Bolsonaro decía: Si Bolsonaro gana, la construcción de la hegemonía bolsonarista va a ser muy fuerte. “Si Lula gana va a enfrentar muchísimos desafíos”, afirmaba.