Lula, Doctor Honoris Causa
  • Compartir

22/05/2020

El líder brasileño fue reconocido con la máxima distinción de la UNR. En su discurso brindó definiciones contundentes sobre la realidad argentina, brasileña y de la región

Autor:
Alejandro Arnoletti

Luiz Inácio Lula da Silva fue nominado como Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Rosario, bajo una aprobación unánime del Consejo Superior. El reconocimiento fue entregado virtualmente a través de una videoconferencia, en el marco de las conversaciones "Reflexiones al atardecer". "Es un honor recibir la distinción más importante de la UNR, un homenaje que aprecio intensamente”, destacó.

En el diálogo con el expresidente brasileño, el Lic. Franco Bartolacci resaltó: “Es un acto de justicia y un honor promover este reconocimiento. Por la magnitud de Lula se constituye en un hito. Es un acto de justicia frente a la injusticia”. Asimismo el rector agregó: “Más allá de la trayectoria y los pergaminos quisiera transmitir en nombre de la UNR que reconocemos en Lula una forma de hacer, pensar y sentir el mundo”. 

Del mismo modo Bartolacci indicó que la Facultad de Humanidades y Artes, a días de que el líder político ingresara a la cárcel, promovió la declaración que se materializó este jueves. "Humanidades plantó bandera en el momento más difícil y más necesario", subrayó. El actual decano de la Facultad, Alejandro Vila, expresó: “Lula ayudó a la construcción de un mundo más humano y una sociedad más justa, más libre y soberana. Es un referente para toda América Latina”. “Su modelo permitió que 30 millones de brasileños salieran de la pobreza para pasar a las clases medias. Eso es una revolución en cualquier parte del mundo”, agregó.

En su discurso Lula valoró que “en sus más de 50 años de vida la UNR demostró que la calidad de la educación solo crece y se fortalece cuando está al servicio de un proyecto de país emancipador y civilizatorio". Además dijo que espera volver en poco tiempo a Argentina y la “hermosa ciudad de Rosario”. “Quiero conocer personalmente la UNR. Rosario es una ciudad emblemática en las historias de las luchas democráticas y libertarias de Argentina y América Latina”. 

En otro tramo de su monólogo, el exmandatario declaró que su Gobierno y el de su sucesora, Dilma Rousseff, “fueron momentos importantísimos en la lucha por un Brasil soberano, igualitario, sustentable, diverso, antirracista y pacífico; donde la riqueza y los bienes públicos no fueran apropiados por las oligarquías”. Ese modelo contrasta con el actual de Jair Bolsonaro, “sombrío y donde el fascismo amenaza de nuevo a nuestros pueblos”. 

“Tuve el honor de experimentar el momento de mayor vitalidad democrática en nuestra querida América del Sur. Nunca soñamos tanto”, destacó y agregó: “Tuve el honor y la graica de Dios de poder gobernar Brasil en el momento propicio cuando Kirchner y Cristina gobernaban Argentina; Chávez en Venezuela; Rafael Correa en Ecuador y Tabaré Vázquez y Pepe Mujica en Uruguay”. "Lamentablemente ellos (la derecha) lograron destruir el impacto que la democracia estaba causando en nuestro continente", se lamentó. 

En otro tramo, Lula se solidarizó con los afectados por la pandemia y rescató la forma con la que la está afrontando el presidente Alberto Fernández. "Por su sabiduría y por la capacidad con la que está conduciendo esta pandemia está tratando de evitar que Argentina sea víctima como otros países ricos e incluso mi amado Brasil", indicó. "La responsabilidad de un gobierno es cuidar a su gente, guiarla como seres humanos. Los pobres son tratados por los gobernantes elitistas como un número", criticó. 

Por otra parte se refirió a la discusión entre Estado y mercado y comparó a la actual crisis con la de 2008 y 2009: “Estamos viviendo la segunda crisis económica en los últimos 10 años. En la de 2008 y 2009 se comprobó que el mercado no tenía la competencia ni la sabiduría para resolver esos problemas. Quien logró resolverla (y no del todo) fue el Estado". "Ahora tampoco el mercado puede resolver la crisis de la pandemia. Los gobiernos comprometidos con la democracia y con la sensibilidad como seres humanos logran hacerlo mejor que aquellos gobernantes que desprecian la ciencia", dijo

En ese sentido repudió la forma con la que Jair Bolsonaro está tratando el coronavirus: "Tenemos un Gobierno que no se ocupa de la pandemia, no cuida la economía, no cuida el empleo y no se ocupa del bienestar". "Estamos luchando para recuperar la democracia, para que tengamos un país gobernado por un Presidente que respete al país, que no salude al presidente y la bandera de EE.UU. y que reconozca la soberanía nacional", dijo. 

Por tal situación planteó la necesidad de determinar qué modelo se busca ya que todas las conquistas de la clase trabajadora están perdiéndose a manos del mercado, considerado como el "único ser". "No es posible que no discutamos esta acumulación de concentración de riqueza y patrimonio que ocurre hoy", alertó. Y en cuanto a América Latina consideró: "Tenemos la obligación de construir un bloque económico, político, cultural, para garantizar que América Latina no siga siendo servil a ningún país del mundo". "Necesitamos defender la soberanía de nuestro pueblo; la calidad de vida, del empleo y de la educación del pueblo; los bosques, el agua, el aire", sostuvo Lula.

De la conversación también participó el exministro de Educación y excandidato a Presidente de Brasil, Fernando Haddad. “Esta ceremonia reconoce en el presidente Lula a una de las mayores expresiones políticas de nuestro continente. Dedicó toda su vida a la lucha por ampliar las oportunidades del hijo del trabajador. Pobres y negros se convirtieron en ingenieros, médicos, profesores, enfermeros y ahora están en la línea de frente inclusive ayudando a combatir la pandemia", valoró. 

Además formaron parte de "Reflexiones al atardecer" el secretario de Internacionalización de la UNR, Lic. Pedro Romero; el exdecano de Humanidades y Arte y actual secretario general de la UNR, Prof. José Goity; y el intendente de Rosario, Pablo Javkin.