">
Cambiemos... de realidad

09/11/2019

El Gobierno publicó un polémico paper donde se atribuyen logros económicos y vuelven a criticar la presunta "pesada herencia". Punto de partida para ser oposición

Autor:
Alejandro Arnoletti

Momentos de transición. El Gobierno macrista publicó un paper denominado “Ocho puntos sobre la economía”, con el que intenta instalar presuntos logros de su gestión en materia económica. Por un lado busca edulcorar los pésimos números con los que entrega la gestión, pero por otro sentar las bases para ser la futura oposición al Gobierno de Alberto Fernández.

Tal como su nombre lo indica la publicación consta de ocho ítems en los cuales el equipo económico y el jefe de gabinete Marcos Peña señalan distintos aspectos que habrían sido exitosos de la administración Macri. No obstante continúan haciendo mención de la presunta “pesada herencia” recibida del kirchnerismo, como lo hicieron a lo largo de toda la gestión.

“El punto de partida para 2020 es mucho más sano”, asegura la presentación y desde ese punto de vista Cambiemos comenzará a ser oposición. Esto se asemeja a lo ocurrido durante los cuatro años de gobierno en comparación con el inicio de 2015, cuando se graficaba una situación en público pero internamente y a los posibles inversores se afirmaba lo contrario. Basta ver el documento “Argentina, tierra de oportunidades” presentado en el Mini Davos o las declaraciones del exministro Nicolás Dujovne frente a empresarios en Brasil.

 

Argentina, tierra de oportunidades (Presidencia de la Nación - 2016)

 

Lamentablemente los datos de la realidad contrastan una vez más con el relato macrista. Cada uno de los ítems son rebatidos por el Frente de Todos con un contrapaper, pero también por economistas de distintas posturas o ideologías. El economista graduado en la Universidad Nacional de Rosario, Federico Fiscella, explicó la situación actual y desmintió varias de las afirmaciones del paper oficial. “El informe fuerza información parcial para confundir un poco y no contar la historia completa”, afirmó.

 

Contrapaper del Frente de Todos

 

 

OCHO PUNTOS SOBRE LA ECONOMÍA

(Presidencia de la Nación - 2019)

 

 


“Recibimos un Banco Central sin reservas y restricciones cambiarias para importar y viajar”

Las reservas totales eran de 25 mil millones de dólares. En las de libre disponibilidad sí estoy de acuerdo con que el kirchnerismo había dejado muy poco, pero no había vencimientos de deuda en dólares tan próximos. Ahora se deja 10 mil millones de dólares de reservas, pero 150 mil millones de deuda agregado 0 320 mil millones la deuda total. La deuda creció un 100 por ciento y eso es lo preocupante. Dar el dato de reserva pero no el dato de pasivo es no dar la información completa. Así no sirve de nada.

 

“Recibimos un déficit fiscal brutal (7% del PBI) con una presión impositiva récord”... “En 2019 el Sector Público Nacional habrá prácticamente eliminado el déficit primario”

Acá hacen un juego similar. Es importante el cálculo que lo que se cobra por impuesto menos lo que se debe dé medianamente equilibrado. Eso al kirchnerismo le daba como única deuda, pero alrededor de 5 por ciento, lo cual era alto. El macrismo fue reduciendo el déficit primario con la suba de impuestos, en lugar de bajarla (Cambiemos asegura “Entre 2016 y 2019, la presión tributaria total habrá bajado en 3 puntos del PBI”). Dicen que redujeron el déficit primario pero si se ingresa la deuda que se agregó el déficit termina siendo igual. El kirchnerismo debía 5 puntos del PBI a los acreedores locales, pero el macrismo la pidió afuera. ¿Qué es peor? ¿Un déficit interno en moneda nacional o un déficit total fuertemente cargado por intereses y capital de deuda extranjera y a cortísimo plazo?

 

“Hay equilibrio fiscal primario. Cuando se suman los intereses, el déficit total es la mitad del de 2015”

No es cierto que es la mitad y aparte hacen un “juego” donde solo suman los intereses. Argentina no es un país del primer mundo que tiene que pagar los intereses para que le sigan prestando; Argentina tiene que devolver intereses y el capital. En este caso es cuando se te escapa el déficit. Cambiemos dice que con el déficit primario está bien y cuando se suman los intereses es la mitad, pero hay que agregar el capital. En estos cuatro años hubo una toma de deuda muy fuerte y veloz. Macri tiene que pagar deuda antes del traspaso y en los primeros meses de la próxima gestión se tiene que seguir pagando. No es en 2030, es “mañana” y “pasado mañana”. ¿Cómo no lo vas a contemplar en el análisis del déficit si prácticamente todos los meses tenés vencimientos fuertes? En el primer semestre del mandato de Alberto Fernández vence prácticamente el 80 por ciento de todo lo que vence en el año.

 

“Lamentablemente, no se puede eliminar la inflación de un día para el otro, pero en estos cuatro años hemos dado los pasos necesarios para empezar a ver una reducción sostenida y sostenible de la inflación: corregimos las tarifas y el tipo de cambio; y equilibramos las cuentas públicas. En estos cuatro años nos ocupamos de apagar esos motores”

Tienen una mirada de que la inflación está dada por la emisión de moneda, una visión monetaria. Sostienen que como redujeron esa parte tienen controlado el núcleo central de la inflación. Es observable y adhiero a otra teoría: no se puede negar que si emitís más pesos forzás a que haya inflación, pero si algo se comprobó en este gobierno con una emisión casi cero y una tasa estratosférica, es que la inflación no se pudo controlar y estamos en un fin de año con una inflación cercana al 60 por ciento. No están contemplando la dolarización, pero si dolarizaste la economía, la endeudaste, hay un canal que ante tu falta de dólares se mueve para arriba y se traslada a los precios en pesos. Los productos que exporta Argentina son alimentos y eso influye en la canasta básica. El que exporta, que es el único que produce dólares genuinos, piensa en cuánto le van a pagar en dólares afuera y no en pesos, por lo tanto la competencia es en dólares. El canal inflacionario por el aumento del dólar no se tuvo en cuenta y fue un error. La economía y la industria cayeron porque se estaba pagando hasta el 80 por ciento por no mover los pesos, es decir, intentaron controlar los precios con la tasa de interés y la demostración más clara que no funcionó es el cepo: ya no controlan el precio sino las cantidades. Es infantil no considerar la dolarización y ese infantilismo llevó de decir que controlar la inflación era una pavada a que terminen en un 60 por ciento. 


“Recibimos un desempleo mentiroso y una pobreza estructural altísima”. “El desempleo está en niveles similares a los que dejó el gobierno anterior. En nuestra gestión se crearon 1.250.000 puestos de trabajo, incluidos los informales”

Hubo una destrucción de empleo de calidad total y fue cubierta casi exclusivamente por nuevas contrataciones del Estado al mismo nivel que venía, y eso era una crítica que tenían. Hubo un boom del monotributismo y precarización laboral con Rappi y Glovo. Eso no se puede negar. De hecho ni se tendría que pagar el monotributo y sí el impuesto a las ganancias a los grandes contribuyentes y evitar la evasión, cuando somos el quinto país del mundo en ese rubro. El monotributismo tiene que ver con la vida de las personas porque hasta ni se puede alquilar un departamento si no tenés al menos monotributo: un empleado en negro no puede hacerlo y superan el 30 por ciento del mercado de trabajo. No quedamos 0 a 0, si restamos los monotributistas el desempleo es del 15 por ciento. Puede estar maquillado el 7 por ciento de desocupación del kirchnerismo, pero si estaba en el 8 o 9 por ciento, lo aumentaste enormemente.


“En estos años tuvimos que pedir prestado, porque heredamos un déficit enorme y porque habían quedado muchas cuentas sin pagar del gobierno anterior, como la deuda con los holdouts”... “Dos de cada tres dólares que tomamos de deuda fueron para mejorar los plazos o las condiciones de deudas viejas o, también, para cambiar los acreedores”

Pasó del 52 por ciento a casi el 100 por ciento del PBI. Se duplicó la deuda externa.


“El dólar, más allá de las restricciones recientes, vale lo que se dice que vale. Y, lo más importante, vamos a terminar 2019 con un Estado cerca del equilibrio”

Tomá el valor que quieras: el 9,50 en blanco o los 14 o 15 del “blue”. En cualquier caso pasó a 63 pesos. ¿Cómo se explica ese salto semejante? ¿No era que no iba a ser un problema la cotización del dólar? El tipo de cambio no te permitió solucionar la inflación, bajó el salario en dólares, bajó el PBI per cápita en dólares, aumentó la pobreza. Todos los elementos terminaron siendo fuertes porque la cotización del dólar se fue a 63.


Otros aspectos:

- Pobreza: pasó del 29 al 35 por ciento. No solo subió sino que pusieron un nivel de la canasta de pobreza modificado. Hay una comparación que no es válida. Se es pobre en función a los ingresos y al valor que se le da a la canasta de alimentos. Si se modifica es obvio que va a dar menos pobres. Y todavía falta considerar el segundo semestre de 2019, con un fin de año con mucha inflación.

- PBI: se redujo significativamente. Ganábamos en promedio 14800 dólares por año y ahora, 9900 dólares. Es enorme la diferencia. Los salarios quedaron quietos o con muy pocas modificaciones respecto a la inflación y el dólar. El salario mínimo en dólares pasó de 580 dólares pasó a 266 dólares. Eso es lo que miran los empresarios para invertir desde afuera y ni siquiera con esto llegó la lluvia de inversiones. 

- Riesgo País: recibió 550 puntos y lo deja en 2270. Es delirante. La pata financiera, que era tu expertise y tenías a jugadores de Champions League en términos de finanzas, terminó con un riesgo país 4 veces superior. 

 

- Déficit externo: cuántos dólares tiene Argentina vs. cuántos tiene que pagar. Se duplicó también. Si antes en el final del gobierno de Cristina teníamos un problema y era que gastábamos más dólares que lo que teníamos, ahora gastamos el doble de dólares de los que entran. 

- Tasa de interés: estuvo en torno al 30 por ciento promedio en el Gobierno kirchnerista. Ahora llegó hasta el 80 por ciento o 100 por ciento en el caso de lo que cobran en el descuento de un cheque, adelanto de tarjeta de crédito, etc.  Los préstamos bancarios tienen una tasa del 100 por ciento, tres veces la tasa de interés de ese momento.

- Fuga de divisas: pidieron 150 mil millones y prácticamente 85 mil millones se fugaron.

 



Entonces, ¿“el punto de partida para 2020 es mucho más sano”?

Nada que ver. Todo lo contrario. No resiste dos minutos de lectura lo que dijeron y se agarran de la reducción del déficit primario, bajando el gasto público pero lo solucionaste metiendo a toda la banca internacional y el FMI con deuda que vencen todos los años. ¿Cómo no lo vas a tener en cuenta? Hay un “campo minado” de deudas, de vencimientos, de dólares que no hay, de salarios hechos pelota frente a cualquier variable, la actividad que va horrible. ¿Cómo no va a caer la actividad con todos estos valores? Lo que no pueden sustentar es, por ejemplo, cuando fuiste a hablar con los inversores de afuera para colocar el bono más delirante de tu vida a 100 años las estadísticas que mostraste no eran las que decías a la prensa argentina. Puertas adentro tenían todo el aparato mediático para decir que hubo tierra arrasada, que se robaron un PBI, etc.