Fondos buitres: el FpV cambia de estrategia

09/03/2016

El diputado nacional Juan Manuel Pedrini advirtió que el “principal problema” del acuerdo con los fondos buitre son los bonistas que aceptaron la reestructuración de la deuda, que “en un futuro podrían reclamar una compensación”. Además, anunció que el bloque de legisladores del Frente para la Victoria propone abonar 140 dólares por cada 100 dólares nominales en poder de los holdouts

Autor:
Redacción web

El interbloque Cambiemos, junto con el Frente Renovador y el bloque justicialista, emitió un dictamen de mayoría al proyecto de normalización de la deuda, que contempla la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y autoriza a emitir deuda por 15.000 millones dólares, al que se le introdujeron límites en lo que respecta al volumen de endeudamiento y otros aspectos respecto a la iniciativa original enviada por el Poder Ejecutivo.

En tanto, el Frente para la Victoria, el Partido Solidario y el Partido Obrero anunciaron que presentarán su propio dictamen.

En diálogo con La marca de la almohada, el diputado nacional Juan Manuel Pedrini (FpV) hizo una síntesis del debate realizado en el plenario de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, en el cual el oficialismo logró emitir un dictamen de mayoría.

En primer lugar, el legislador aclaró que circulan dos versiones en torno a las modificaciones al proyecto original. “Una tiene que ver con que aparentemente el Frente Renovador estableció un límite de endeudamiento aunque no se sabe de cuánto y hay otra que señala que el PRO dispuso que no haya un límite”, manifestó.

“El principal problema es que hay otros bonistas que no forman parte de este acuerdo, inclusive aquellos que aceptaron la reestructuración de la deuda, que en un futuro podrían reclamar un pago equivalente al conseguido por los fondos buitre. Es algo que nos preocupa”, afirmó Pedrini.

En esa línea, anunció que el bloque de legisladores del Frente para la Victoria propone abonar 140 dólares por cada 100 dólares nominales en poder de los holdout. “Esos 140 dólares surgen de capitalizar a la fecha los 36 dólares cada 100 que se les pagó a los hold in; o sea a los tenedores que ingresaron al canje en 2005 y 2010, aceptando la reestructuración de la deuda impulsada por Néstor Kirchner”.

De esta manera, “se evitaría reclamos judiciales de estos bonistas, quienes anunciaron acciones legales contra el país, si se paga a Paul Singer 520 dólares cada 100 dólares nominales en favor de los fondos buitres, como pretende el gobierno de Mauricio Macri", concluyó.