"Estamos cansadas y hartas de la violencia que se vive en Rosario"
  • Compartir

29/09/2022

A raíz de la denuncia por maltratos a dos trabajadoras sexuales, desde Ammar se concentran frente al Concejo Municipal

1/2
Autor:
Redacción web

A principios  de mes trabajadores y trabajadoras sexuales denunciaron otro acto de violencia institucional sobre dos compañeras travestis trans que según informaron desde Ammar Rosario fueron "detenidas en la comisaría 2ª de Rosario sin haber cometido delito alguno".

Teniendo en cuenta el violento episodio que tuvieron que vivir, se manifestarán este jueves a desde el mediodía frente al Concejo Municipal.

Gabriela Hemela, trabajadora sexual y activista de Ammar comentó lo sucedido a principios de mes  y explicó: “La trabajadora fue ferozmente atacada por tres personas mientras hacía su trabajo. Estamos cansadas y hartas de tanta violencia que existe en Rosario”.

https://anchor.fm/radiounr/episodes/Gabriela-Hemela---Violencia-institucional-contra-trabajadoras-sexuales-e1oi78h

Y añadió: “Esto sucede por el solo hecho de que ejercemos nuestro oficio en la vía pública”.

La reaparición de casos de extrema violencia por parte de la fuerza policial sobre las y los trabajadores sexuales que utilizan las calles para ofrecer sus servicios es un punto de atención para todo el colectivo.

“A pesar de las leyes la violencia se sigue viviendo, está presente tanto en los barrios como en el centro de la ciudad. Lamentablemente estamos viviendo tiempos de grandes hechos violentos, tantos físicos como orales. Es un hostigamiento constante, que está potenciado por un discurso por parte de los medios de comunicación que se manifiesta con este tipo de sucesos”, expresó Hemela.

Desde este mediodía  y frente al Concejo Municipal, el colectivo de trabajadoras y trabajadores sexuales se manifestarán en pedido de respuestas para cesar con esta escalada de violencia.

“Además de la actividad en el Concejo, vamos a estar en la facultad de Psicología, con el fin de comentar nuestras demandas y de lo que nos sucede dentro del colectivo. Es fundamental formar un sindicato para poder cambiar y transformar nuestras realidades y salir de la clandestinidad”, concluyó Gabriela Hemela.