Industria del conocimiento en Rosario: más inclusiva y exportadora
  • Compartir

20/09/2022

La encuesta de coyuntura del consorcio público-privado de Rosario destaca la voluntad de inclusión, incorporando el dato de empleados autopercibidos como no binarios, el aumento de la facturación en dólares del sector y el camino hacia los mercados globales, además de los perfiles de formación de sus profesionales 

Autor:
Redacción web

La industria del conocimiento en la Argentina gana visibilidad al compás de lo que sucede en los países más avanzados tecnológicamente, y Rosario más su región está bien posicionado en el país, entre otros factores, por la existencia, desde hace más de dos décadas, del Polo Tecnológico, una asociación público-privada que en su reciente encuesta de coyuntura expresa la voluntad de inclusión de sus profesionales, destaca la trayectoria hacia la conquista de mercados globales y el peso relativo creciente en la obtención de divisas en un contexto sostenido de restricción externa. 

El informe es "un muestreo del sector de la industria del conocimiento y el estadío de las empresas socias" del Polo, que tiene un anclaje físico en la llamada Zona i, en el predio de 5 hectáreas con ingreso por Lamadrid al 400, en la zona sur de Rosario. El resumen corresponde al Ingeniero en Sistemas de Información (UTN) Ignacio Sansoevich, presidente del Polo Tecnológico.

Sansoevich rescata, en comunicación con el programa ABC, la continuidad de la inclusión de género entre el personal que trabaja en las firmas asocidas. Las mujeres representan un 33% aproximado del total de 2719 empleados y profesionales informados. Claro que, reconoce, hay que seguir avanzando en el camino, en particular para conseguir que más mujeres accedan a los puestos de conducción. Es que, en ese sentido, si bien explican el 42% de las posiciones en producción, sólo ocupan el 16% de las de liderazgo.

Lo que hay es un camino de inclusión, y no sólo en cuanto a las clasificaciones binarias de género. El presidente del Polo destaca que, este año, consultaron sobre el personal autopercibido como no binario, que aunque es mínimo en términos relaticos, su realidad comienza a ser visibilizada en los informes. Todo un adelanto. "El ser más diversos, amplios y abiertos en temáticas vinculadas a género es muy importante, medirlo para que se sostenga y crezca", agrega Sansoevich.

PPT Informe Coyuntural PTR ... by Claudio de Moya

 

La industria del conocimiento emplea profesionales de alta capacitación, y lo refleja el relevamiento centrado en Rosario: el 35,8% tiene estudios universitarios completos, y es la mayor franja en cuanto al desglose por nivles de formación. El responsable del Polo destaca que, si se suman los que concluyeron o están cursando una carrera superior, superan el 54%. También hace hincapié en la franja de profesionales con posgrados (alrededor del 5%), un perfeccionamiento que es impulsado en gran medida por las firmas socias. Y rescata, por fuera de esos compartimentos institucionales, las formaciones de carácter informal.

Con las cifras, y la visibilización de la diversidad del universo propio, Sansoevich explica que el objetivo es, en un sector tecnológico con alta demanda de profesionales, favorecer la inclusión social en un ámbito que permite un salto de escala laboral.

El titular del Polo insiste sobre el reconocimiento de la industria local en el exterior, la materialización del mismo en las facturaciones por venta de bienes y servicios en divisas, y la voluntad de captar mercados globales pese a ciertas trabas como la incertidumbre del marco económico político del país. Así y todo, el salto del ingreso de dólares por las operaciones que refleja la encuesta (según declaran las firmas consultadas) es notable entre 2019 y 2021.

En medio de esos años, fue la pandemia. Y con ella, una evolución hacia una modalidad de trabajo mixta que, sin embargo, pasada la crisis, no derivó en vuelco rotundo al desempeño remoto, sino que mantiene un buen porcentaje de colaboraciones presenciales. Extraño en un sector como el de las tecnologías de punta, pero Sansoevich explica que se comprende la necesidad de mantener espacios físicos de intercambio y convivencia.