De la piel al malestar social y afectivo
  • Compartir

19/09/2022

La enfermedad reconoce una base genética y no es contagiosa. Los prejuicios y el desconocimiento derivan en complicaciones con el entorno, desde lo escolar y laboral hasta lo afectivo. Una reciente encuesta los pone de manifiesto  

Autor:
0

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica la piel que se manifiesta con enrojecimiento, lesiones, infecciones, intenso prurito, especialmente en los codos, rodillas, cuero cabelludo, cara y torso. No se conoce su causa exacta, pero se cree que están involucrados factores genéticos que producen disfunciones del sistema inmunitario. En esencia, la piel pierde su capacidad protectora. Ademàs de las molestias físicas, una encuesta entre pacientes realizada en varias provincias, entre ellas Santa Fe, expuso los graves problemas sociales que sufren quienes padecen la afección.

El trabajo corresponde a una iniciativa de las organizaciones de pacientes ADAR y AEPSO. Las respuestas de los consultados arroja que la enfermedad le impidió acceder a un trabajo a casi 1 de cada 3 pacientes (30,3%). Un 20% manifestó haber sido burlado o discriminado en este ámbito, y un 46,1% tuvo que dejar sus estudios. El fuerte impacto psicológico que produce la patología quedó reflejado en el hecho de que el 20% tiene además diagnóstico de depresión o ansiedad y que 1 de cada 4 pensó alguna vez en lastimarse o incluso quitarse la vida.

Los especialistas, basados en ese relevamiento, insistieron en la necesidad de comprender que la dermatitis atópica atraviesa todas las esferas de la vida de quien la padece y que se debe hacer una pronta derivación y, sobre todo, un abordaje interdisciplinario. Ello es posible, agregan, gracias a las nuevas herramientas terapéuticas que mejoran sustancialmente la calidad de vida de los pacientes, aunque su costo suele ser prohibitivo para muchos. De ahí, la urgencia por incluirla en el nomenclador de enfermedades tanto en obras sociales como el sistema de salud pública. 

"Es una enfermedad inflamatoria en la que el órgano de choque es la piel. Una piel con características especiales, seca, que como le explicamos a los padres, es de fábrica. Le faltan los componentes lipídicos de hidratación normales necesarios para actuar como barreras", resume en diálogo con el programa ABC la dermatóloga María Fernanda Macario.

La especialista, también pediatra, explica que "estas pieles secas tienen la características de generar mucho prurito o picazón, uno de los síntomas màs evidentes de la enfermedad. Y a partir de la picazón, se genera un circuito dañino: el paciente se rasca, se lastima, la piel se inflama más".

Encuesta Día de La DA 2022 - Infografía by Claudio de Moya on Scribd

 

La investigación, que fue presentada en oportunidad del Día Mundial de la Dermatitis Atópica, que se conmemora cada 14 de septiembre. Se trata de encuestas a 508 hombres y mujeres con dermatitis atópica de todas las edades, pero mayoritariamente en el segmento que va de los 19 a los 60 años (edad promedio 29,8 años) y cuyas lesiones se ubicaban mayormente en brazos y piernas. Participaron pacientes de todo el territorio nacional, pero con una alta concentración en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Del relevamiento, realizado entre el 27 de julio y el 11 de agosto de 2022, se desprende que sólo 6 de cada 10 pacientes se encontraban en tratamiento, en su gran mayoría con corticoides en cremas; que -a su vez- el 41,8% de los que están tratándose no estaba satisfecho con los resultados y que el 43% pensó alguna vez en abandonar el tratamiento, principalmente por la falta de mejoras.

las complicaciones para la sociabilidad, en la niñez y en la etapa adulta, son manifiestos, por prejuicios y afectaciones en el ámbito laboral, por ejemplo. Es que, señala Macario, "afecta la piel, el órgano más extenso del cuerpo, el más visible, con enrojecimiento y lesiones, y eso impacta en las relaciones con el entorno social". El desconocimiento hace lo suyo: "Hay un concepto arraigado de que toda enfermedad de la piel es contagiosa, y por eso hasta dar la mano es problemático", profundiza la dermatóloga. En los pequeños, hasta dificulta el necesario ejercicio físico. "Los deportes producen transpiración, que inflama, pero en la escuela el prurito genera pérdida de atención. Y en los adultos, el mal dormir influye en lo laboral, con ausentismo".