Radioactividad
home > Especiales > ¿Qué es "Facebook at Work", la herramienta que probará el gobierno nacional?
¿Qué es "Facebook at Work", la herramienta que probará el gobierno nacional?

26/02/2016

El gobierno trabajará en conjunto con la red social Facebook para implementar una plataforma desarrollada por la compañía estadounidense que permite “aceitar” la comunicación interna

Autor:
Alejandro Arnoletti

El sistema es llamado “Facebook at Work” y la prueba gratis por un año fue anunciada por el presidente Mauricio Macri a Sheryl Sandberg, representante de la compañía, en Davos. Los trabajos se iniciarán sólo en algunos Ministerios del Estado y en determinadas áreas.

Desde el Ministerio de Modernización explicaron que el sistema se utiliza “para que las personas puedan mantenerse conectadas con sus compañeros, compartir información y trabajar colaborativamente con mayor rapidez y de una forma más simple”. A pesar de ello, muchos interrogantes surgen en torno a la seguridad y al almacenamiento de datos públicos a cargo de una compañía.

El docente de Seminario de Integración y Producción en la Licenciatura de Comunicación Social, Aníbal Rossi, explicó al portal de Radio UNR que "Facebook at Work" es una iniciativa de la red social que viene desarrollándose desde 2014 y el año pasado fue probada en organizaciones de distintos tamaños. Según reveló la empresa, entre los clientes se encuentran Linio, en América Latina; Heineken y Coldwell Banker, en Estados Unidos; Hootsuite, de Canadá; Royal Bank of Scotland y Made.com, en Reino Unido; Club Med, Century21 y Lagardere Active, en Francia; DNB, en Noruega y Kenshoo y Similarweb, en Israel. En cuanto a organismos estatales, el Gobierno argentino sería pionero en su utilización.

A pesar de ello, poco se sabe. “No se conocen muchos detalles ni tampoco aparecen videos de testeos en YouTube”, aseguró Rossi. El detalle señalado por el docente es correcto, ya que en el portal de videos sólo se encuentran comentarios de periodistas especializados en tecnología pero ningún tutorial. El entrevistado concluyó al respecto: “Se cuidan bastante”. 

Por su parte, el profesor Dr. Ezequiel Zabale; de Derecho Civil II, Obligaciones; la calificó como “una aplicación o herramienta dentro del propio Facebook que permitiría rentabilizar su uso en el trabajo mediante charlas con colegas, facilitación del trabajo, organización, etc. Se trata en general de una respuesta a Linkedin, el propio Google Docs o redes similares, proponiendo capturar al público, que ya tiene cautivo, en otra actividad que en principio le es ajena como lo es el trabajo”. Rossi coincidió con la puja de la empresa desarrollada por Mark Zuckerberg con LinkedIn pero además añade que junto a “Facebook at Work” trabaja Microsoft con su paquete Office. La compañía dirigida por Bill Gates se encuentra en una búsqueda de reposicionamiento, ante la caída a manos de Google y toda su gama de ofertas.

En torno a las facilidades que brinda esta herramienta, Rossi expresó que una de ellas es que “resultaría más sencilla que un sistema de Intranet de software libre ya que todos la conocen previamente”. Además argumentó que de esta forma “no es necesario enseñar cómo se utiliza, por lo que se da un salto cualitativo”. Para ejemplificar esta situación planteó la experiencia vivida en la propia aula: “En 2010 usábamos la plataforma Ning pero teníamos que enseñar a usarla, cuando cambiamos a Facebook eso ya no era necesario”. En ese sentido, desde la Federacion Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (FACTTIC) se mostraron preocupados ante esta posible implementación porque aseguran que “no genera desarrollo local e implica una dependencia tecnológica”.

Según su análisis, Ezequiel Zabale, se mostró escéptico sobre las posibles ventajas: “A mi criterio y por ahora es más publicidad que servicios efectivos, no brinda ninguna solución que una empresa o una administración pública no puedan o no tengan instrumentados por otras vías, incluso mejor canalizadas y sin pérdida de la intimidad”.

Una de las principales dudas de “Facebook at Work” es qué pasa con la información que allí se vuelque. Si se aplica el mismo patrón que con Facebook, teniendo en cuenta que la interfaz es igual, los datos quedan en los servidores de la compañía. Al respecto Ezequiel Zabale, que patrocinó un juicio con triunfo contra la empresa, explicó que “como siempre se dijo, los datos que se suben en cualquier clase de carga son de Facebook; por ello la decisión o no de quitarlos no le corresponde a los usuarios sino a la compañía”. El docente de Derecho Civil II, Obligaciones en la UNR agregó que “a ello debemos agregar que existen serias sospechas de que se realiza un tracking o seguimiento de los usuarios para determinar sus gustos. No se trata del simple análisis de los cookies sino más profundamente de un análisis deep que permite establecer ciertos patrones de comportamiento virtual”. A su vez, Aníbal Rossi explicó que “la legislación que se aplica es la del país en el que se encuentra el hardware”. Esto significa que, si se encuentra en Estados Unidos, será la legislación del país del norte la que regule el contrato entre la compañía y el Estado argentino.

Otro interrogante que surge es si Facebook, al alojar los contenidos, puede acceder a la información confidencial que algún Ministerio pueda compartir. Zabale aclaró que “según las politicas de uso, no, pero no está clarificado”. Rossi, en tanto, afirmó que las reglas no diferirían de la del Facebook tradicional y supuo que “un Estado serio no haría circular ese tipo de contenido en esta red social”.

Además, el docente de Seminario de Integración y Producción en la UNR explicó que una de las característica de esta red social es la de una fuerza centrípeta, mientras que la de Google, centrífuga. De este modo, Facebook “te atrapa y te deja adentro”. Allí se pueden volcar distintos tipos de contenidos, desde un comentario hasta un video que se haya filmado. Por este motivo, “si un usuario se va de esta plataforma, ¿pierde todo?”.

Otra disponibilidad de “Facebook at Work” es la de una interfaz móvil, por lo cual se puede aprovechar desde distintos dispositivos. Aquí Aníbal Rossi planteó el interrogante sobre la posesión del equipo que se conecte al sistema: “Suponiendo la existencia de una tablet o celular, ¿será la del propio usuario o Facebook o el Estado aportarán equipos para trabajar?”. Además se refirió a un posible conflicto de legislación laboral: “Si el usuario se conecta desde su propio dispositivo y llegan notificaciones fuera del horario de trabajo, alterando su vida cotidiana, ¿se está ante un caso de flexibilización laboral?”.

Una de las particularidades principales de Facebook es la horizontalidad que otorga la red social ya que cada usuario es su propio administrador. Cada cuenta posee su propia portada y decide cómo se conecta y con quién. Para el caso de “Facebook at Work” no está claro quién será el que conecte a los usuarios y cómo se administrarán. Aquí se podría llegar a una situación similar a la de los grupos de WhatsApp, donde hay un “líder” que decide la incorporación de una nueva cuenta a un grupo o la eliminación de un usuario.

Como el anuncio del Gobierno no fue explícito y no se conoce mucha información de esta plataforma, es prematuro realizar un análisis de la confiabilidad y eficacia de “Facebook at Work”. Por lo pronto, fue una medida tomada unilateralmente por el Gobierno sin licitación. No queda claro qué alcance tendrá, si continuará una vez finalizada la prueba gratuita de un año y qué pasará con esa información. Dada la relevancia de la información pública, sería prudente una comunicación donde se informen estos detalles.

Acercamientos entre Facebook y el Estado argentino

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, inauguraron el 6 de mayo de 2014 las oficinas argentinas de la red social en Buenos Aires. En aquella oportunidad, la exmandataria había elogiado las oportunidades que brindaba la web para la comunicación entre usuarios: “Soy una usuaria de Facebook y de las redes 2.0. Lo que le fascina a la gente es la comunicación sin intermediarios, y eso es lo que brinda tanto Facebook como el resto de los servicios". En tanto, Mauricio Macri le había dedicado la frase "Se viene el cambio, y FB es parte" en un ‘muro’ físico que presenta la oficina.

Cristina Fernández había aprovechado la oportunidad para presentar el trabajo en conjunto que iban a realizar la red social y Canal 7, en el marco de Brasil 2014. Al respecto, Alberto Arébalos, director de Comunicaciones de Facebook para América Latina, había especificado: "Los usuarios podrán participar desde Facebook y podrán ver sus comentarios durante la transmisión, además de votar al mejor jugador del partido y dar su opinión en diversas encuestas, todo en tiempo real". Ese mismo sistema siguió funcionando luego a través de la aplicación del canal y de Twitter, en toda la programación.

El otro acercamiento importante entre Argentina y Facebook fue en el Foro Económico de Davos, donde Mauricio Macri se reunió con la número dos de la compañía, Sheryl Sandberg, a cargo de la operación mundial de Facebook. Allí se aprobó la prueba de la herramienta corporativa de la empresa.

Facebook en Argentina

Según revela el sitio web Alexa, encargado de brindar información acerca de la cantidad de visitas que recibe una página y elaborar rankings, Facebook es el segundo sitio más visitado a nivel mundial, sólo superado por Google. En Argentina, la ecuación se invierte, siendo la red social la página de Internet con más visitas. Los primeros cinco lugares son completados por Google Argentina, YouTube, Google Internacional y Live.com (de Microsoft).

Por otra parte, según la herramienta “Owloo”, que analiza y compara las redes sociales, Argentina es el décimo quinto país con mayor cantidad de usuarios, con 28 millones. En el último año la cantidad de cuentas se incrementó en dos millones. El ranking es encabezado por Estados Unidos, con 197 millones de usuarios.

En un ranking por ciudades, Buenos Aires es la que tiene más cuentas, seguida por Córdoba y Santa Fe. En cuarto lugar aparece Rosario, con 750 mil cuentas. La franja etaria con más usuarios es la 18 – 24, seguida por 35 – 44 y 25 – 29.

Juicio perdido por Facebook en Rosario

Un bombero consiguió en diciembre de 2014 un fallo judicial contra la compañía para que elimine cuentas desde donde lo difamaban y además un resarcimiento económico. La empresa de Zuckerberg debía pagarle un millón de pesos por el incumplimiento y 50 mil pesos más por mes, por el tiempo en el que no retiraban esos mensajes.

En noviembre de 2013 la víctima ya había recibido un fallo favorable pero la compañía lo incumplió. Por ese motivo presentó un nuevo recurso y el magistrado accedió por segunda vez.

Alemania recomendó renunciar a servidores de Estados Unidos para evitar el espionaje

Hans-Peter Friedrich, ministro del Interior de Alemania, llamó en 2013 a los usuarios de Internet a dejar de usar webs estadounidenses. Ante la preocupación de que los datos sean interceptados por las agencias de inteligencia de EE.UU., el más alto funcionario de Seguridad alemán llamó a abandonar sitios como Facebook o Google.

Este año, el Tribunal Federal de Justicia de Alemania declaró ilegal la herramienta “Búsqueda de amigos”, confirmando dos sentencias previas de tribunales inferiores. El argumento esgrimido es que “Facebook recoge datos de contacto de amigos del usuario logueado, pero sin informar acerca del tratamiento o finalidad para las que se recogen dichos datos, y sin haber obtenido el previo consentimiento de los afectados para la remisión de esta publicidad”.

Rusia apela a máquinas de escribir para evitar el espionaje informático

Los servicios secretos volvieron a implementar esta tecnología en 2013 para proteger del espionaje informático a informaciones extremadamente secretas. Asimismo, el Ministerio de Defensa y de Protección Civil se sumaron a la iniciativa, por lo que habían encargado 20 equipos. Cada máquina tiene su propio registro así puede relacionarse cada documento con un aparato único.

El exjefe de servicios secretos internos informó a Diario El Mundo de España que también es común el almacenamiento de documentos secretos escritos a mano para evitar cualquier tipo de filtración.