Diseñan norma IRAM para la construcción de camas biológicas
  • Compartir

09/05/2022

Se trata de una herramienta de vital importancia en las tareas de prevención de la contaminación en las zonas agrícolas del país

Maia Lescano y Cristina Zalazar.
Autor:
Redacción web

Las camas biológicas son sistemas sencillos y de bajo costo que previenen la contaminación por altas concentraciones de fitosanitarios -por ejemplo: insecticidas, herbicidas, acaricidas, fungicidas-; y forman parte de las buenas prácticas agrícolas. Del estudio, escritura y revisión de la guía participaron Maia Lescano y Cristina Zalazar, investigadoras del Conicet en el Instituto de Desarrollo Tecnológico para la Industria Química (INTEC) y docentes de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

En diálogo con ABC Universidad, Lescano explicó que en su origen las camas biológicas fueron diseñadas para prevenir la contaminación del suelo y del agua, pero su tecnología puede adaptarse para emplearla en el tratamiento de efluentes.

A escala campo, “es básicamente una excavación impermeabilizada rellena con una biomezcla, corazón del sistema, compuesta por suelo, residuos lignocelulósicos (material vegetal) y -puede contener también- sustratos orgánicos humificados como compost o resaca de río. En la biomezcla se produce la retención y degradación de los fitosanitarios por acción de los microrganismos, hongos y bacterias, que allí se generan”.

La norma es de utilidad para diversas actividades agropecuarias que utilizan productos fitosanitarios, involucrando a los productores, los aplicadores, los técnicos, y todas aquellas personas que trabajan en campo; así como también, a los organismos estatales o privados de investigación y de extensión, entre otros actores.