“El Presupuesto Participativo democratiza la Universidad Pública”
  • Compartir

12/11/2021

En el marco del Congreso sobre Democracia, se llevó a cabo el Simposio sobre Presupuestos Participativos en Universidades

Foto: Secretaría de Comunicación.
Autor:
Redacción web

Durante el Congreso sobre Democracia, se llevó a cabo el Simposio sobre Presupuestos Participativos en Universidades, centralizando la mirada en el diseño de la herramienta y en su implementación al interior de tales instituciones, en clave de aciertos y obstáculos.

Tanto el formato de debate propuesto –al estilo conversatorio- como también los y las expositores invitados propiciaron un ámbito de balance e intercambio de experiencias en torno a esta instancia de discusión política. De ella participaron los y las docentes investigadores/as, Alberto Ford y Gisela Signorelli, por la Universidad Nacional de Rosario (UNR), la Doctora e Investigadora Patricia Sorribas, por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Martin Mangas, por la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) y el Docente investigador Daniel Schugurensky desde Arizona, EEUU. Además, estuvieron presentes en la apertura del panel el Rector de la UNR, Franco Bartolacci, y la Vicedecana de nuestra Facultad, Cintia Pinillos, quien acompañó el nutrido debate durante toda la jornada.

El Presupuesto Participativo (PP) es una política pública que consiste en la asignación de un porcentaje total del presupuesto disponible de cada institución (Facultad, Escuela, o Universidad, según corresponda) para ser puesto a consideración de su comunidad, que de alguna manera marca la agenda en la gestión de recursos en base a determinadas áreas o proyectos. Según los representantes de las diversas Universidades Nacionales que participaron del debate y cuentan con esta herramienta en la estructura de sus respectivas instituciones, un rasgo esencial de esta instancia de democracia directa es que participan todos los claustros en pie de igualdad: docentes, no docentes, graduados/as y estudiantes.

Es preciso mencionar que estas políticas fueron expandiéndose en muchas Universidades no solo del país, sino de América Latina. En el caso particular de nuestra casa de estudios, el PP se implementó por primera vez en el año 2011, con la gestión de Franco Bartolacci como Decano, quién replicó la experiencia -aunque con ciertas variantes-, en la Universidad Nacional de Rosario el año pasado (2020) luego de su llegada al Rectorado.

En relación al diseño del PP de nuestra Universidad cuenta con varias etapas: los foros participativos -virtuales-, las reuniones de los consejos escolares y universitarios, y finalmente la etapa de votación. Todas ellas se realizan en cuatro PP: uno que incluye las 12 Facultades y los 3 correspondientes a las 3 escuelas medias de la Universidad. En cuanto a las áreas sobre las cuales se pueden esbozar ideas, primero, y, posteriormente, formular proyectos, están predeterminadas y acotadas, algunas de ellas son: género, sustentabilidad, académica, infraestructura, entre otras.

En términos generales, los planteos sobre los aspectos positivos y las cuestiones a mejorar fueron relativamente homogéneas entre los y las participantes. Entre ellas se incluyeron la conformación de equipos de trabajo para armar proyectos, la posibilidad de generar nuevos vínculos entre pares e interclaustros, la ampliación de la ciudadanía universitaria, y la potencialidad para conocer y analizar la situación política de cada institución. En suma, todos los actores institucionales de las distintas Universidades coincidieron que se trata de un tema de gestión pública que amplía derechos y permite el consenso con el fin de transformar a las instituciones desde adentro.

A la hora de mencionar aspectos “a mejorar”, se destacó el esfuerzo por “permear los filtros de la burocracia” que tienen las instituciones con el fin de generar mucha más participación; así como también la necesidad de pensar cómo lograr otros métodos de innovación para sostener la participación en las instancias de elaboración de proyectos y la etapa final de votación.

De modo de nutrir la información del Simposio y en relación a las tramas que atravesaron los procesos de implementación del PP en nuestra Universidad, conversamos con el Rector de la UNR, Franco Bartolacci, y la vicedecana de la Fcpolit, Cintia Pinillos, quien se encuentra a cargo de la coordinación del programa en nuestra Facultad como así también en la Universidad.

“En el 2019, la idea era hacer el PP de forma presencial, pero con la pandemia tomamos la decisión de hacerlo virtual. El gran desafío para el año que viene, no solo es sumar gente; sino que podamos integrar ambas modalidades para lograr, justamente, que nadie quede afuera”, comentó Pinillos. Y agregó, además, en relación a lo complejo del proceso que “hace falta que el intercambio sea cara a cara para que se sumen más universitarios y universitarias, que ya de por si se complica por los horarios de cursado o trabajo, de ahí la idea de la modalidad híbrida”.

El Rector, por su parte, destacó que se trata de “una experiencia inédita porque no sólo es la primera vez que la UNR ponía en marcha el Presupuesto Participativo, sino que somos la primera Universidad del país y tuvimos que hacerlo en formato virtual”. Recalcó, además, la idea democratizadora y autárquica de esta instancia, donde se asigna el diez por ciento del presupuesto universitario para que su comunidad ponga en discusión cuáles son sus prioridades.

Es posible apreciar que el Presupuesto Participativo parte de una premisa del Reformismo, de ahí su potencial y su vínculo indiscutido con nuestras Universidades. Todo esto conlleva a su vez a repensar las lógicas de participación en la toma de decisiones internas en términos democráticos, además de concebir siempre a la educación superior como un derecho conquistado por el pueblo y la obligación de garantizarla -y financiarla- por parte del Estado, respetando la autarquía de cada organismo para administrar sus propios recursos.

 

Redacción: Facundo Durán.