Investigadora de la UNR fue distinguida por la UNESCO
  • Compartir

03/11/2021

El premio busca destacar la excelencia científica, promoviendo y estimulando la participación de las mujeres en el ámbito científico

Meini es docente de la Facultad de Ciencias Bioquímicas de la UNR y parte del Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos de Rosario.
Autor:
Redacción web

La Dra. María Rocío Meini fue distinguida con una mención especial en el Premio Nacional L´Oréal – UNESCO "Por las Mujeres en la Ciencia" por su proyecto “Revalorización de desechos agroindustriales mediante procesos de bajo impacto ambiental para obtener compuestos bioactivos”.

Meini es docente en la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas y se desempeña como Investigadora Asistente en el Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos de Rosario dependiente de la UNR y CONICET.

La docente comentó que se presentó a la convocatoria a principios del mes de agosto y que pocas semanas después recibió el llamado de la Presidenta del CONICET, Ana Franchi, para felicitarla ya que había sido distinguida con una mención en la categoría de becas. “La idea de esto es poder darle visibilidad al rol de las mujeres en la ciencia. Tiene dos categorías: una para investigadoras de larga trayectoria que ya están consolidadas en sus respectivas carreras, y otra para investigadores jóvenes que recién se están iniciando en este camino”.

La investigadora fue seleccionada en la categoría que premia a las jóvenes investigadoras y lo consideró como “un empujón y estímulo hacia el proyecto en el que estoy inmersa, porque ayuda a contar abiertamente lo que estamos investigando y eso permite que recibamos más apoyo para concretarlo”.

El proyecto por el cual fue distinguida trata de la revalorización de residuos agroindustriales utilizando tecnologías de bajo impacto para recuperar compuestos bioactivos tanto en la industria alimenticia como en la industria cosmética. “En este momento estoy trabajando específicamente con el orujo de uva, que es un residuo que se genera durante el proceso de vinificación y que se acumula en grandes cantidades en las bodegas. De este pueden obtenerse unos compuestos bioactivos que se llaman polifenoles que tienen propiedades antioxidantes y antimicrobianas que le dan diversas aplicaciones como aditivos en la industria cosmética y alimentaria. Esto es importante porque existe una tendencia en el último tiempo a incorporar ingredientes de origen natural con respecto a otros de origen químico obtenidos con metodologías que no son amigables con el medio ambiente”.

En el marco del Premio Nacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia”, funciona una campaña disruptiva que lleva el nombre de “Estereotipas”, la cual busca reflejar la problemática de los estereotipos de género que obstaculizan el acceso de las niñas y las adolescentes al estudio de las carreras científicas y generan barreras profesionales para las mujeres que trabajan en el mundo de la ciencia.

Durante muchos años en el ámbito científico, el rol de las mujeres fue invisibilizado y puesto en segundo plano. Durante el último tiempo esa tendencia fue cambiando y se ha incentivado a una participación más activa de investigadoras en distintos proyectos y áreas, como así también, el posicionamiento de las mismas en puestos de jerarquía con relevancia nacional e internacional. “Me parece super importante que exista este tipo de distinción porque pone nuevamente en discusión la temática para la cual tenemos que seguir trabajando constantemente dentro de nuestros grupos, institutos y facultades. Si bien hubo grandes avances, todavía se puede observar que mediante se asciende en la escala jerárquica empieza a haber una mayoría de varones. También creo que se está produciendo un cambio generacional, por lo cual tenemos que esperar que sucede con las jóvenes que están ahora desempeñándose como becarias a medida que avancen en sus carreras. No hay que descuidar el trabajo cotidiano de crear las condiciones favorables para tener igualdad de oportunidades de desarrollo profesional”.

La docente también reflexionó sobre la tarea de hacer investigación y le dejó un mensaje a los y las que están haciendo sus primeras armas en esta carrera. “Si su vocación es aprender, estudiar, trabajar para buscar soluciones a problemáticas de la sociedad realmente ese es el camino de la investigación, el cual es muy lindo en el que van a surgir muchas dificultades, algo propio de la profesión pero que a su vez uno va aprendiendo con el tiempo y la experiencia a no bajar los brazos. Es una carrera que está llena de satisfacciones y que es muy necesaria para el crecimiento de toda la sociedad porque el rol que cumplimos los investigadores, donde la gran mayoría también es docente, es el de formar y educar a nuestros estudiantes para poder tener un pensamiento crítico como sociedad”.