Preocupación por el dengue
  • Compartir

15/01/2016

En Argentina ya se confirmaron 140 casos, radicados en Formosa, Misiones, Santa Fe, Catamarca, Entre Ríos, Córdoba y Buenos Aires

El dengue se ha convertido en un importante problema de salud pública.
Autor:
Redacción web

Enfermedades como el dengue, el chikungunya y el zika ya están circulando en la región. Y a raíz del recambio turístico y el regreso de personas que veranearon en sitios con circulación activa del virus se busca extremar las medidas de prevención y detección temprana del mismo, con el fin de evitar nuevos casos y la propagación de la enfermedad.

La Dra. Andrea Uboldi, Directora Provincial de Promoción y Prevención de la Salud, habló con Rompiendo los cocos y alertó sobre la situación.”Durante este año 2016 ya tenemos confirmados 6 casos de dengue. Todos con antecedentes de viajes a las zonas de circulación de virus. Cuatro de estos casos están en Rosario. Uno está en Santa Fe y otro en Rafaela”, confirmó la doctora. Y agregó: “Misiones y Formosa ya han declarado casos propios”.

El dengue se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona infectada con el virus de dengue y luego pica a otras les transmite esta enfermedad.

Por eso, a los turistas que regresan y comienzan a presentar síntomas tales como fiebre y dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel, picazón y sangrado de nariz y encías, se les recomienda no automedicarse y acudir al médico lo antes posible para recibir un diagnóstico. No se debe tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares.

La Dra. Uboldi también se refirió a las otras enfermedades presentes en los países limítrofes que es capaz de transmitir el Aedes aegypti, como la fiebre del zika y la fiebre chikungunya.

Si bien todos los años en esta época hay circulación del virus, este año tomó características de brote, dado que los países vecinos, Paraguay y Brasil, están con una fuerte epidemia.