"Se necesita más control de precios y que el Estado inyecte dinero"
  • Compartir

21/09/2021

El cachetazo electoral al Gobierno motivó cambios en el Gabinete y se espera que próximamente se anuncien medidas económicas de alivio

Autor:
Redacción web

El Gobierno Nacional recogió el guante luego de la derrota en las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias y, tras una semana de fuertes cruces internos, dispuso cambios en el gabinete de ministros. Además de la modificación en los nombres se espera una serie de anuncios en torno a la economía, uno de los principales factores que incidieron a la hora del rechazo del electorado.

Para analizar la situación, Apuntes y Resumen entrevistó al economista y docente de la UNR, Lavih Abraham. “El modelo económico no termina de mostrar las respuestas a las expectativas que se generaron en 2019. La clave son las medidas de shock. Si bien dos meses son pocos para detectarse el efecto, son suficientes para que el Gobierno dé señales claras del rumbo que quiere tomar”. “Se puede demostrar una intención de bajar el desempleo, de mostrar un horizonte de mejora en los salarios reales. En algunos se va a notar pero depende de lo drásticas que sean las medidas”, indicó.

Abraham explicó: “Es ineludible hablar de la pandemia. Hizo tomar medidas de restricción económica que generaron la caída drástica de sectores económicos. Con la inyección de dinero en los bolsillos de la gente con IFE o ATP, por parte del Estado, comenzó la reactivación”. “Pero se daba la idea de que en la primera mitad de este año iba a estar superada la situación por lo que no se necesitaban un IFE 4 o más ATP. Pero no fue así. Ese gasto público centrado en la gente se cambió por obras públicas, lo que hizo que la recuperación no fuera suficiente y que la inflación se llevara puestos los salarios”, agregó.

Desde que asumió Fernández estamos un 5 por ciento abajo en los salarios frente a la inflación, que es menor a la caída de la era Macri pero hoy la capacidad de compra es menor que en 2019. Se esperan medidas de shock que permitan recuperar los ingresos de la población”, dijo. “A través de un efecto multiplicador de la economía esa plata permite que se demanden bienes, servicios e insumos para reactivar la maquinaria económica”, sostuvo.

“La inflación de este año tiene una explicación que le es ajena al gobierno: aumento de precios internacionales, de energía, transporte y conteiners, comodities, que terminan repercutiendo. En una economía como la nuestra con inercia inflacionaria pega más que en otro país. Si bien en los últimos seis meses viene bajando la inflación pero añun está en un nivel alto. Los alimentos son de los productos que más aumentaron, lo que es doloroso para mucha gente”, se lamentó.

Por otra parte remarcó: “En un mediano plazo tiene que recuperarse el empleo y eso va a permitir una recuperación de los salarios. Un menor desempleo permite un incremento en los sueldos”. “En el corto plazo se necesita más control de precios y la inyección de dinero. Cristina le indicó a Guzmán que subejecutó el presupuesto. Eso hubiese generado mayor demanda de trabajo. Cuando la economía privada no genera nuevo empleo el Estado tiene que meter la mano y plata en los bolsillos para que se demande más trabajo”, resaltó.