“El desafío es transformar el flujo de conocimiento en flujo de valor”
  • Compartir

03/09/2021

El director ejecutivo de la Incubadora UNR, Ernesto Turcato, brindó detalles sobre los desafíos que plantea esta iniciativa 

Edificio UNR Innova donde funciona la incubadora.
Autor:
Redacción web

En el mes de mayo la Universidad Nacional de Rosario (UNR) puso en marcha su Incubadora de emprendimientos científico-tecnológicos, una iniciativa que busca conectar el mundo de la ciencia con el de los negocios con el objetivo de provocar un impacto social y económico en la ciudad de Rosario y su región.

En diálogo con ABC Universidad, el director ejecutivo Incubadora UNR, Ernesto Turcato, explicó esta iniciativa propone acortar la brecha que separa a la ciencia de los negocios e incubar proyectos y empresas biotecnológicas que requieran de una fase de desarrollo en un entorno académico. Además, ofrece un espacio físico para la innovación abierta y apalancar el desarrollo y la participación en emprendimientos de clase y alcance global.

Según expresó, la Incubadora tiene una base que es un diagnóstico compartido localmente, con provincia y nación de un área de vacancia con un eslabón faltante en la cadena de la promoción y fortalecimiento en proyectos productivos basados en la ciencia y la tecnología. “La intención es tener un espacio que nace en la Universidad, pero que no solo integra a la UNR sino también al Conicet, a la provincia de Santa Fe, a la Municipalidad y a todos los actores relevantes del mundo empresarial vinculado al universo bio de la región Rosario”.

Asimismo, aclaró: “Cuando planteamos el desafío es transformar el flujo de conocimiento científico en flujo de valor no estamos simplificando la cosa y planteando que los científicos que hoy están del otro lado de la reja, por así decirlo, se conviertan en empresarios. Eso es una mirada muy corta y que claramente nosotros no tenemos. Se trata incluso, como trabajo de la incubadora, la unión y la vinculación estrecha entre esas capacidades que están en la cabeza de los científicos y las capacidades de gestión de negocios”.

Con la Incubadora se espera poder generar estrategias de propiedad intelectual, buenas prácticas de laboratorio, validar productos o servicios en el mercado, identificar problemas y oportunidades, identificar el cliente o a quiénes beneficiar, calcular el costo de la solución, analizar qué otras soluciones existen. También generar las capacidades para identificar y obtener financiamiento, análisis de prefactibilidad y diseñar estrategias para retener el derecho de explotación de la solución generada.