“Rosario no está para cerrar espacios culturales”
  • Compartir

29/07/2021

El reconocido director de cine y teatro rosarino Néstor Zapata habló sobre el panorama de incertidumbre que enfrenta la emblemática Sala Arteón

Peligra la continuidad de la emblemática sala Arteón.
Autor:
Redacción web

Uno de los íconos de la cultura rosarina de proyección nacional e internacional, como lo es la Sala Arteón, ve peligrar su histórico y recuperado espacio de Sarmiento 778 a manos de la especulación inmobiliaria por la inminente venta de la Galería del Patio en cuyos altos se encuentra la histórica sala.

La sala permanece cerrada desde el 19 de marzo de 2020, cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia por el coronavirus. Durante ese periodo el contrato venció y aún no se renovó.

En este marco, Apuntes y Resumen conversó con el legendario director de cine y teatro rosarino Néstor Zapata sobre el panorama de incertidumbre que enfrenta la emblemática Sala Arteón tras la inminente venta de la Galería del Patio. “Estamos ante una historia muy grande de nuestra ciudad, de muchos años, muchas décadas, muchos esfuerzos, muchas idas y venidas, con adversidad, con gobiernos militares, con los cierre de sala, con las prohibiciones. Pasamos de todo, pero Arteón subsistió, como entidad, productora, y como refugio de una de las tantas salas que tuvo. Tuvimos hasta 4 salas simultáneas, ahí en esquina Sarmiento casi Córdoba. Y ahora hay una amenaza, casi sin sentido, que es “Váyanse. Tienen que irse porque vamos a demoler”. Ante eso, creo que hay que tomar un diálogo, una resolución, pero todavía no hemos podido llegar”.

“Nosotros pretendemos no avasallar ningún derecho pero que tampoco se avasalle nuestro derecho. Rosario es una ciudad que se debe enorgullecer de su cultura. No solo en la provincia sino en el país y en América. Rosario ha sido líder en la producción de grandes artistas que hoy son reconocidos a nivel internacional. No está para cerrar espacios culturales, está para abrirlos”, destacó el director.

Y cerró: “No hemos tenido la sensibilidad necesaria que esperábamos; sí de los colegas, de los compañeros y de las organizaciones, pero no de los gobiernos. Nosotros necesitamos que la Municipalidad salga en defensa nuestra también. Porque se le está cerrando una sala de teatro a la ciudad y esto es un retroceso muy grande. Que nos den opciones”.