El Senado chileno aprobó el matrimonio igualitario
  • Compartir

22/07/2021

La iniciativa también prevé la adopción para parejas homosexuales. Con 28 votos a favor y 14 en contra la propuesta fue remitida a la Cámara de Diputados

Autor:
Redacción web

El proyecto de Ley que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo en Chile fue aprobado en una sesión extraordinaria este miércoles. La iniciativa además contempla la adopción en parejas homosexuales. El texto fue enviado a la Cámara de Diputados con 28 votos a favor, 14 en contra y ninguna abstención.

El proyecto cuenta con la autoría del presidente Sebastián Piñera y entró con urgencia a trámite. El Gobierno espera que se transforme en Ley antes de que finalice la actual administración, que finaliza en marzo de 2022.

En comparación con el actual Acuerdo de Unión Civil, la figura legal vigente en Chile desde 2015, permite la filiación y la adopción en una pareja homosexual. El texto modifica el artículo 102 del Código Civil y suprime la expresión de que el matrimonio es entre un hombre y una mujer para indicar que es entre dos personas y permitir así, en consecuencia, la adopción.

El proyecto aprobado fue el mismo que envió Michelle Bachelet al final de su segundo Gobierno, en septiembre de 2017. Pero en aquella oportunidad contó con resistencias no solo de la derecha sino también de su propio bloque, la centroizquierda, en especial de la Democracia Cristiana. Aquella iniciativa fue presentada sin urgencia y fue dormida por el Ejecutivo de Piñera en el Senado. Incluso los sectores progresistas no lo tuvieron como prioridad, por lo que no cuenta con avances legislativos desde enero de 2020.

Algunos partidos del bloque Chile Vamos están abiertos a legislar sobre el matrimonio igualitario. Pero en grupos como la Unión Demócrata Independiente reinó el rechazo desde 2015. Y los parlamentarios evangélicos de derecha fueron los más reticentes bajo el argumento de que “traicionó al mundo cristiano”.

El actual Acuerdo de Unión Civil estipula que las parejas del mismo sexo podían adherirse al quinto estado civil que permite Chile: el de convivientes civiles. Las ceremonias se efectúan en registros civiles y permiten a las parejas homosexuales un reconocimiento jurídico al legalizar la unión. A pesar de ello no estaban reconocidas como matrimonios al nivel de las parejas heterosexuales. De aprobarse el trámite en su segunda etapa en el Congreso, Piñera añadiría otro logro a su legado a menos de ocho meses de abandonar La Moneda.