Emociones y escolarización en tiempos de pandemia
  • Compartir

02/06/2021

Un estudio socioeducativo indagó sobre las experiencias emocionales de los jóvenes durante la escolarización no presencial, desde su propia perspectiva

El trabajo de campo fue realizado entre el 10 y el 30 de noviembre de 2020.
Autor:
Redacción web

“Emociones y escolarización en tiempos de pandemia, desde la perspectiva estudiantil” es el nombre del informe que presenta los primeros resultados de un estudio socioeducativo que se propone recuperar la voz de adolescentes y sus vivencias subjetivas durante la escuela no presencial. Se trata de una encuesta realizada a 2200 estudiantes de 1º a 6º año de secundarias públicas de la provincia de Buenos Aires, que atienden a una población en contexto de vulnerabilidad.

Al respecto, ABC Universidad conversó con doctora en educación Carina Kaplan, profesora de las cátedras de sociología de la educación en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y en la Universidad Nacional de La Plata (Unlp) e investigadora del Conicet, quién destacó la dimensión emocional y afectiva que debe estar presente en el proceso de enseñanza y aprendizaje durante la pandemia.

En este marco, la especialista precisó que la principal preocupación está situada en todo el arco que la experiencia humana recoge en términos de “pérdida”, desde la posibilidad de perder las oportunidades académicas que prometían las expectativas subjetivas respecto del año escolar, hasta su máxima expresión: la enfermedad y la muerte de los seres queridos, como familiares y amigos. Asimismo, aparece significativamente la pérdida en relación a lo económico-laboral en el seno del hogar, en un segundo plano, no sin menor significatividad.

La mayoría de los estudiantes manifestaron haberse adaptado a la modalidad escolar “a distancia”, aún a disgusto y con expreso deseo de volver a la presencialidad; mostrando a su vez, cierto temor al regresar de no poder recuperar el ritmo académico, así como miedo frente a los contagios posibles de Covid.

Otro de los puntos que destacó fue que lo que más extrañan los estudiantes es el lazo social. Los vínculos en la trama subjetiva impactada acusan recibo del distanciamiento social como principal factor añorado, incluyéndose en un segundo plano “la escuela” como concepto experiencial en sí, así como el deseo de encontrarse con las/os docentes y el contacto afectivo físico.

Por último, la especialista resaltó la importancia de trabajar, a la par de lo académico, el cuidado socioafectivo, ya que la soledad es un sentimiento que experimentan una significativa cantidad de estudiantes en relación con la falta de contacto social con sus pares generacionales. Una gran porción de las y los estudiantes no tuvieron contacto social alguno con sus compañeros/as y refieren sentimientos de soledad, asociados fundamentalmente con los momentos de recreación o de necesidad de “sostenimiento entre pares”, por cuestiones personales, así como en otro plano, respecto de la mutua colaboración académica.