Preocupa el estado edilicio del Museo Castagnino
  • Compartir

05/02/2021

La construcción está sufriendo la filtración de agua y tuvieron que descolgar una obra para que no se dañe. "Es muy antiguo y le falta mantenimiento", aseguran

Autor:
Redacción web

El Museo Municipal de Bellas Artes “Juan B. Castagnino” está presentando una situación edilicia por demás preocupante. Incluso han tenido que descolgar obras por las filtraciones de agua en el histórico edificio.

El vicepresidente de la Fundación del Museo, José Castagnino, explicó en diálogo con Apuntes y Resumen: “Esto es simple. El edificio es de 1937 y en los 80 años quisimos hacer una ampliación para ponerlo en valor. Es muy antiguo y le falta mantenimiento. No se le prestó la debida atención porque hay otras prioridades”.

“El museo es municipal. Desde la Fundación, que vendría a ser la cooperadora, tenemos la misión estatutaria de comprar obras para la colección y apoyar el desarrollo del museo. Como cooperadora no tenemos decisiones administrativas, seguimos los lineamientos del administrador cultural de la ciudad”, desarrolló. “El Castagnino es el segundo museo de artes visuales de la Argentina y el primero a nivel de colección de arte contemporáneo”, destacó.

“De esta situación se sale pensando cómo podemos hacer para que este museo sea como nos merecemos los rosarinos y dialogando. El museo no es solo artes visuales: es turismo, es industria cultural”, remarcó. “Si no lo hacemos está en serio peligro de deteriorarse o que se le caiga una mampostería sobre una obra”, alertó.

En ese sentido recordó que la anterior administración provincial, en sintonía con la gestión municipal hasta 2019, había proyectado una ampliación del lugar. “La magnitud de la obra requería que los fondos fueran municipales. El proyecto del saliente gobernador fue financiar la obra, que tenía tres etapas. Como cooperadora nos convocaron a juntar fondos para la tercera etapa: la producción museológica, contar con auditorio, sala de SUM, biblioteca y depósitos”, recordó.

“Como fundación tomamos el sayo, dijimos que íbamos a captar fondos del mundo privado para ponerlo en el público, ya que nuestro objetivo no es desfinanciar el mundo público. El objetivo es articular políticas públicas – privadas para acercar patrocinadores y personas que quieran hacer el legado para que de alguna manera este museo que es de todos los rosarinos tenga el lugar que merece”, señaló.