El calor no frena el coronavirus
  • Compartir

17/12/2020

El crecimiento de casos en países de la región avala la observación de la OMS de que la estación del año no influye en la propagación del coronavirus

Autor:
Alejandro Arnoletti

La Organización Mundial de la Salud aseguró en julio que el desarrollo de la pandemia de coronavirus no tiene relación con la estación del año. La portavoz de la organización, Margaret Harris, sostuvo: “Las estaciones no parecen tener repercusión en la transmisión del virus”. “Parece que hay una idea persistente según la cual el virus es estacional (...) pero todos tenemos que tener en mente que se trata de un nuevo virus, e incluso si se trata de un virus respiratorio, que históricamente suelen ser estacionales, este se comporta de manera distinta”, agregó en esa oportunidad.

A pesar de que los números en Argentina están cayendo o al menos están amesetados no ocurre lo mismo en otros países de la región. En igual etapa del año, a menos de una semana de ingresar en el verano, países limítrofes están atravesando días complicados en cuanto a la situación sanitaria. Esto contradice la creencia popular de que con el calor se disminuye el riesgo a contraer la enfermedad y avala la afirmación dada por el organismo de salud.

 

Brasil

El país más grande de la región registró este martes 964 fallecidos relacionados con coronavirus. Esta cifra es la más grande desde el pasado 30 de septiembre y ratifica la aceleración de la pandemia. De hecho, en varias ciudades las camas de terapia intensiva están ocupadas en un 90 por ciento.

“Estamos viviendo un cuadro muy dramático, nuestros hospitales llegaron a su capacidad máxima, el promedio de decesos viene creciendo de manera expresiva y seguramente va a empeorar”, sostuvo el secretario de Salud de Mato Grosso do Sul, Geraldo Resende.

Esta región no es la única que está complicada, sino que otras como Río de Janeiro, Campo Grande, San Pablo, Porto Alegre o Curitiba están sufriendo una grave presión en sus sistemas sanitarios.

 

Uruguay

La nación vecina se encuentra en “alerta naranja” por los crecientes casos de coronavirus y el Gobierno se prepara para anunciar nuevas medidas para reducir la movilidad y contener los brotes de contagio. Entre otras posiblidades se impulsarán las cuarentenas voluntarias y se intentará fomentar la adopción de sistemas de teletrabajo.

Hace solo dos semanas la administración de Luis Lacalle Pou había dispuesto el cierre de bares a la medianoche y la prohibición de la práctica de deportes en espacios cerrados. A pesar de ello se registró un récord de contagios, alcanzando 533 infectados nuevos.

 

Paraguay

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, confirmó la semana pasada el colapso de las áreas de hospitalización y terapia intensiva en los hospitales de los departamentos de Asunción y Central. Además aseguró que el país ingresa “a una etapa muy difícil de la pandemia”.

“Hay gente que está esperando para ser ingresada”, sostuvo el funcionario. "Eso va a seguir en la medida que no nos comportemos. Hay pocas cosas que están restringidas, lo único que les pedimos es que usen mascarillas y cumplan las medidas sanitarias", pidió.

 

Chile

La situación del otro lado de la Cordillera de los Andes vuelve a alertar a las autoridades. Aseguran que ya comenzó la segunda ola de contagios y en once de las dieciséis regiones del país el número de infectados volvió a crecer de manera significativa.

El ministro de Salud, Enrique Paris, calificó de “preocupante” el alza del 5 por ciento en la tasa de positividad en los exámenes PCR realizados. "Hoy los datos nos muestran que la región Metropolitana está en un nivel crítico y está creciendo a un nivel que hace tiempo no habíamos visto. Las decisiones hay que tomarlas ahora para frenar la propagación del virus", sostuvo.