Destacada participación del Poli en la Olimpíada Argentina de Física
  • Compartir

02/11/2020

Estudiantes del Instituto Politécnico lograron muy buenas performances tanto en la instancia de la competencia nacional como en la de los Juegos

Gastón Dávalos, uno de los estudiantes del Poli, participando de la OAF 2020, que se realizó de manera virtual.
1/2
Autor:
Redacción web

Entre el 19 y el 23 de octubre se desarrolló  la 30° edición de la Olimpíada Argentina de Física (OAF) que organiza la  Universidad Nacional de Córdoba. Se trata de la primera vez que se realiza de manera remota.

El certamen  contó con la participación de 120 estudiantes de escuelas medias del todo el país, que previamente habían sido seleccionados al  obtener mejores resultados en las instancias locales de la competencia. 

En los juegos OAF, el primer premio fue para un alumno del Politécnico,  Federico Mierez que obtuvo el primer premio como representante de la provincia de Santa Fe. 

En las Prueba Nacional de la Olimpiada, el  Poli también  logró  ubicarse en el “medallero”, Valeria Gómez, Lorenzo Cabrera Blanch y Gastón Dávalos, obtuvieron el segundo premio, Matías Francescutti el tercer premio y Agustín Gurvich,  una mención de honor. El equipo de la escuela universitaria se completa con  Katalina Molinengo y Delfina Jackson, que si bien asiste a la Escuela Gurruchaga, entrena con el Politécnico. 

Los estudiantes destacan el incentivo y el apoyo que reciben en la escuela  para participar en este tipo de certámenes: 

“Dentro del Poli recibís mucha información sobre distintas olimpiadas, yo, por ejemplo,  en la primaria no tenía ni idea que existían ni conocía a nadie que haya ido. En el Poli te enteras y te permite seguir participando, lo  está muy bueno” señala Gastón. 

Lo mismo le pasó a Lorenzo que no tenía ningún interés en las competencias y que comenzó a participar sin mucha expectativa: “Yo empecé con Ciencia Junior en segundo año, cuando Juan Farina fue pasando por los salones preguntando quién se quería inscribir, no había participado nunca de estas cosas pero me anoté,  al principio  iba a veces a las prácticas ya que en el primer momento  no tenía muy pensado participar  pero cuando me ví adentro me gustó bastante  y seguí compitiendo. 

Para Valeria fueron las primeras Nacionales de las Olimpiadas de Matemáticas las que le abrieron el camino “la primera vez en una nacional estuvo muy bueno y me dije esto es lo que me gusta, vamos por acá, y así terminé participando en distintas olimpiadas”, cuenta la estudiante de quinto año. 

Todos destacan el acompañamiento de los docentes del Politécnico. 

“Los docentes organizan reuniones  por conceptos teóricos o equipos temáticos  y practicamos todos juntos. Además de que siempre se les puede pedir una consulta para resolver  inquietudes. Nos ayudan un montón” señalan la y los estudiantes. 

Lorenzo agrega, que cuando están en la Escuela, el suele  instalarse en el Departamento de Física a entrenar. “Cuando estamos en el Poli, yo lo he hecho muchas veces, te quedas en el departamento y aunque los profesores  estén ocupados con sus tareas, si te entra una duda podés hacerles alguna consulta rápida y ellos te orientan sin problemas”. 

Resaltan que estas competencias, sobre todo en sus instancias nacionales  les permiten relacionarse con personas que comparten sus mismos intereses, e interiorizarse en las distintas disciplinas científicas, lo que, en algunos casos,  va moldeando sus futuros intereses profesionales.

 

En la virtualidad

Este año fue la 30ª  Edición de las Olimpiadas Argentina de Física, y la 6ª de los Juegos,  por primera vez en su historia, las pruebas nacionales no fueron presenciales. 

Las instancias  locales de la OAF es  donde se seleccionan  a quienes  participarán en el encuentro nacional, este año fueron virtuales y  asincrónicas.  Los participantes tuvieron 48 horas y una serie de ejercicios teóricos y prácticos que resolver, los resultados de estas pruebas definieron,  por orden de mérito,  los 120 alumnos que participaron del certamen nacional. 

Esta última prueba  fue  sincrónica, los estudiantes recibieron dos kits, uno con las consignas teóricas y otro con los elementos y guía para la parte práctica, los mismos estaban  sellados y debían  ser abiertos en cámara, los participantes tienen 4 horas para realizar cada una de las instancias de la competencia. 

Normalmente,  para competir en  los Juegos,  se eligen dos representantes por provincia, este año y por las características de la virtualidad, se eligió uno por provincia, el de Santa Fe  fue Federico Mierez, de quinto año del Poli y el que obtuvo el primer premio por su desempeño en la prueba. “Es un examen, en este caso fue virtual, en la que hoy solo una parte teórica, se rinde en dos días, son veinte preguntas por día”, explica Federico. 

Los jóvenes resaltan la importancia de que las Olimpiadas se hayan podido realizar, aunque fuera  de manera remota y con buenos resultados, aunque lamentan que no existió el  encuentro con sus  pares un aspecto importante del evento 

“Lo que hace que sea virtual es que se pierde la parte social que tienen las Olimpiadas,  conocer gente de otros lugares, hacerse amigos, salir a dar una vuelta. Acá estás encerrado en tu casa con la computadora y lo único que queda es la prueba. En las Olimpiadas, cuando son presenciales,  la prueba es importante pero también puede volverse secundario, uno va también para estar y compartir,  en la virtualidad la prueba es lo principal y lo único”, señala  Federico 

Los docentes entrenadores del equipo de Física del Politécnico son Carlos Silva, Germán Blesio e Ignacio Evangelista. 

En la 30ª edición de las Olimpiadas de Física, no sólo fueron distinguidos los estudiantes por su gran desempeño, el actual director de la institución,  Juan Farina, recibió el Premio “Daniel Córdoba” al compromiso docente.