Mengarelli: “Los padres tienen un lugar no protagónico pero importante”
  • Compartir

19/11/2015

En su visita al programa ABC Universidad, el médico pediatra explicó los cambios y peligros que enfrenta la conflictiva etapa

Los límites son muy necesarios para los jóvenes.
Autor:
Redacción web

En su visita al estudio de Radio Universidad el reconocido pediatra habló sobre la adolescencia y las principales contradicciones que atraviesa hoy en día. Es el momento de la vida en que los jóvenes buscan su propio lugar poniendo a prueba a todos los adultos que estén vestido de cierta autoridad. Esa es la manera de enfrentar las nuevas oportunidades y el crecimiento personal.

La adolescencia es la etapa más sana de la vida. Los cuestionamientos que plantean los jóvenes son totalmente esperables, aunque estén equivocados.  Mengarelli afirmó: “Esto tiene que ocurrir. Y tiene que ser transitado con esa normalidad que todos esperamos. Porque hace que ese adolescente se constituya como sujeto, que logre cierta autonomía e independencia”.

“El que está pensando, viendo y sintiendo diferente es el mismo adolescente” explicó el profesional. La ambición por descubrir sus fortalezas, asumir responsabilidades y tomar decisiones se convierte es su principal motivación. Al tiempo que se transforma en la preocupación más importantes de los padres. Entran en juego los temores que los jóvenes sean afectados por lugares y personas no adecuadas,  el consumo de alcohol, los trastornos alimenticios, las drogas, y los excesos.

En relación a las consultas que atiende dijo: “Los padres han adquirido cierta experiencia en el manejo de algunos cuadros agudos en sus hijos y la consulta no tiene ni la misma urgencia o características que muchos años anteriores”.

El doctor aseguró: “Los adultos tienen que ser hábiles en lograr acuerdos y consenso con los adolescentes. Con el objetivo de disminuir  los riesgos que presenta esa edad”. El rol del adulto es sumamente necesario, ya que el acompañamiento se vuelve clave en esta etapa; aunque no sea entendido por los jóvenes en ese momento, será agradecido en los años posteriores.