La ciencia tomó partido por Biden
  • Compartir

17/09/2020

Frente a las elecciones del próximo 3 de noviembre, la revista científica más antigua de EE. UU. argumentó por qué llaman a votar por el candidato demócrata

Autor:
Redacción web

La revista científica estadounidense “Scientific American” explicitó por primera vez su apoyo a un candidato para las elecciones. La publicación, la más antigua y reconocida del país, oficializó que apuestan por Joe Biden para los comicios del próximo 3 de noviembre. “Este año estamos obligados a hacerlo”, aseguraron.

Si bien es usual que los medios de comunicación expliciten sus apoyos frente a una instancia de este tipo, no así publicaciones del campo académico o científico. En un comunicado los responsables de la revista afirmaron: “Scientific American nunca ha apoyado a un candidato presidencial en sus 175 años de historia. Este año estamos obligados a hacerlo. No lo hacemos a la ligera”.

La evidencia y la ciencia muestran que Donald Trump ha dañado gravemente a los EE.UU. y a su pueblo - porque rechaza la evidencia y la ciencia. El ejemplo más devastador es su respuesta deshonesta e inepta a la pandemia COVID-19, que costó la vida a más de 190.000 estadounidenses a mediados de septiembre. También ha atacado las protecciones ambientales, la atención médica y a los investigadores y organismos científicos públicos que ayudan a este país a prepararse para sus mayores desafíos”, enumeraron. “Por eso los instamos a que voten por Joe Biden, quien está ofreciendo planes basados en hechos para proteger nuestra salud, nuestra economía y el medio ambiente. Estas y otras propuestas que ha presentado pueden volver a encaminar al país hacia un futuro más seguro, más próspero y más equitativo”, pidieron.

 

 

En cuanto a la pandemia reconocieron que “pondría en tensión a cualquier nación y sistema” pero el rechazo de Trump “a la evidencia y a las medidas de salud pública ha sido catastrófico en los EE.UU.”. “Se le advirtió muchas veces en enero y febrero acerca de la enfermedad de la avalancha, pero no desarrolló una estrategia nacional para proporcionar equipo de protección, pruebas de coronavirus o pautas claras de salud. La realización de pruebas para detectar el virus y el seguimiento de las personas que pueden haber infectado es la forma en que los países de Europa y Asia han logrado controlar sus brotes, salvar vidas y reabrir con éxito empresas y escuelas”, remarcaron y agregaron: “No fue sólo un problema con los tests: si casi todos en los EE.UU. usaran máscaras en público, podrían haberse salvado alrededor de 66.000 vidas a principios de diciembre, según proyecciones de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington. Pero Trump y su vicepresidente se burlaron de las reglas locales sobre las máscaras, y se propusieron no usar máscaras en las apariciones públicas”.

Por fuera de la problemática de la pandemia, apuntan que el actual presidente “sigue presionando para eliminar las normas de salud de la Agencia de Protección Ambiental, poniendo a las personas en mayor riesgo de enfermedades cardíacas y pulmonares causadas por la contaminación”. “Ha reemplazado a los científicos de los consejos asesores de la agencia con representantes de la industria. En su continua negación de la realidad, Trump ha obstaculizado los preparativos de los Estados Unidos para el cambio climático, alegando falsamente que no existe y retirándose de los acuerdos internacionales para mitigarlo. El cambio climático ya está causando un aumento de las muertes relacionadas con el calor y un incremento de las tormentas graves, los incendios forestales y las inundaciones extremas”, criticaron.

En cuanto a las consideraciones positivas para el candidato demócrata, la revista pondera que Biden “se viene preparado con planes para controlar la COVID-19, mejorar la atención sanitaria, reducir las emisiones de carbono y restaurar el papel de la ciencia legítima en la elaboración de políticas”. “Tiene una iniciativa sobre la familia y el cuidado de los niños, reconociendo que esto es clave para una recuperación sostenida de la salud pública y la economía. Sus planes incluyen el aumento de los sueldos de los trabajadores de la atención infantil y la construcción de nuevas instalaciones para los niños porque la incapacidad de pagar una atención de calidad mantiene a los trabajadores fuera de la economía y ejerce una enorme presión sobre las familias”, enumeraron.

“Aunque Trump y sus aliados han tratado de crear obstáculos que impiden a la gente votar con seguridad en noviembre, ya sea por correo o en persona, es crucial que los superemos y votemos. Es hora de sacar a Trump y elegir a Biden, que tiene un historial de seguir los datos y ser guiado por la ciencia”, concluyeron. Las elecciones serán el próximo 3 de noviembre y los sondeos actuales muestran una momentánea preferencia por el candidato opositor. Para contrarrestarlo Trump quiere presentar la vacuna contra el coronavirus unos días antes.