Chamorro: “Hay que incentivar el consumo del agua desde la infancia”
  • Compartir

16/11/2015

Aseguró la Lic. en Nutrición, Verónica Chamorro, quien participó del sondeo "Ingesta de agua y otras bebidas en la población adulta de 13 países"

El consumo de agua es importante para la salud.
Autor:
Redacción web

El trabajo presentado en el XVII Congreso Latinoamericano de Nutrición, en Punta Cana, investigó durante una semana a 7.580 hombres y 8.696 mujeres de entre 18 y 70 años, de 13 naciones: Alemania, Argentina, Brasil, China, España, Francia, Indonesia, Irán, Japón, México, Polonia, Reino Unido y Turquía. ABC Universidad dialogó con Verónica Chamorro, integrante del Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (Cesni), instituto que formó parte del amplio estudio que se realizó en Argentina y que luego se anexo al trabajo internacional. El mismo dejó ver que los argentinos consumen dos de los ocho vasos de agua recomendables por día.

A no tomar la cantidad de agua requerida por día se suma el exceso de consumo de bebidas azucaradas. La especialista en el tema aseguró: “Tendría que ser el 50% de agua y el resto de las otras bebidas. Deberíamos estar cambiando esa proporción”. Ante estos números advirtió los riesgos de contraer ciertas enfermedades, como ser obesidad o diabetes. “En el almuerzo y en la cena es donde más se consume líquido. Entonces nuestra recomendación es que durante las comidas se promueva el consumo de agua potable o mineral, para así cambiar un poquito las cifras”, propuso la Lic. Chamorro.

“Si uno mira la distribución por edades lo que vemos es que el mayor consumo de bebidas con mayor grado de azúcar es en los adolescentes. Después a medida que va subiendo la edad va bajando ese porcentaje de bebidas azucaradas” explicó la licenciada. Por tal motivo, desde el Cesni trabajan fuertemente para concientizar a la sociedad sobre la importancia de fomentar el hábito de ingerir la cantidad de agua adecuada desde temprana edad.

Mientras que en España, Francia, Turquía, Irán, Indonesia y China el líquido es mayormente agua, igual que en Alemania, Japón, Polonia y Reino Unido, en Argentina, Brasil y México deben replantearse las preferencias.

Finalmente la especialista reflexionó: “El cambio de hábito es muy complejo. Con nuestro trabajo solo, desde el consultorio, no va alcanzar. Vamos a hacer algo si nos acompaña la familia, fundamental, y la sociedad”.