Inclusión social desde el vínculo animal
  • Compartir

12/11/2015

Una cátedra promueve el mejoramiento de la calidad de vida de las personas con discapacidad a través de abordajes alternativos e integra a los animales domésticos en el desarrollo de prácticas educativas y sanitarias

El objetivo es la utilización del vínculo humano-animal como parte integral de un proceso de tratamiento.
Autor:
Redacción web

Un proyecto de extensión de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) fomenta la inclusión social de las personas con discapacidad, al tiempo que propicia la interacción entre universidad e instituciones de la sociedad civil. El proyecto, llamado “Terapias y actividades asistidas con animales (Taaca) equina como complemento en interacción educativa y desarrollo biopsicosocial de personas con discapacidad”, es dirigido por el médico veterinario Juan Antonio Zapata, profesor universitario y docente de la asignatura “Discapacidad y Derechos Humanos”.

“Las Taaca se definen como el abordaje interdisciplinario y transversal de profesionales de la salud y la educación, a partir del uso del vínculo humano animal para el desarrollo biopsicosocial de personas incluidas en poblaciones vulnerables o en riesgo social, teniendo en cuenta el bienestar y comportamiento animal”, explicó Zapata a Argentina Investiga.

Para el investigador, el alcance y la importancia de estas terapias “benefician a personas de poblaciones vulnerables o en riesgo social, entre las que se encuentran personas con discapacidad, adultos mayores, personas privadas de libertad, adictas y niños huérfanos judicializados”. Sin embargo, aclaró que “cualquier persona que desee puede acceder a estas actividades”.

“Este abordaje puede realizarse con animales domésticos, principalmente los de especie equina, canina y felina para terapia y actividades asistidas; de granja, como aves de corral, conejos, cabras, ovejas, bovinos de leche, entre otros, para actividades asistidas y, eventualmente, para terapia asistida; y silvestres, que se utilizan en forma exclusiva para actividades asistidas, educativas y de concientización sobre la relevancia de la preservación de estas especies”, amplió. 

Para profundizar el tema, Zapata explicó que existe una diferencia entre ‘terapia asistida’ y ‘actividades asistidas con animales’. Dicha diferencia está dada por su objetivo de modalidad terapéutica o como alternativa educacional, deportiva o socio-recreativa. “La primera consiste en la participación de animales en intervenciones terapéuticas, con el fin de propiciar o promover la salud, la educación y el bienestar de las personas. Es una intervención cuyo objetivo es la utilización del vínculo humano-animal como parte integral de un proceso de tratamiento para facilitarlo y complementarlo”. 

Respecto del trabajo de las universidades en la temática, Zapata reflexionó: “Las universidades tienen la obligación de desarrollar enseñanza respecto de las terapias y actividades asistidas con animales, como así también desarrollar proyectos de investigación, extensión, y generar cursos de capacitación a todos los interesados en el desarrollo de esta temática”. En Argentina, además de la UNR, desarrollan esta Cátedra la Universidad Nacional de Buenos Aires y la del Litoral.

Fuente: Argentina Investiga