Teilú, la primera plataforma de cine inclusivo
  • Compartir

18/08/2020

Se trata de un sitio web que adapta las películas y series con audiodescripción, subtitulado y lengua de señas. Es gratuito

La plataforma argentina de cine virtual para personas ciegas y sordas.
Autor:
Redacción web

Teilú es un proyecto que nació  de la mano de estudiantes y egresados de la Facultad de Cine y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Tiene por objetivo facilitar el acceso a material audiovisual para personas con deficiencia visual o auditiva. Para eso, adapta películas y series con sistema de audiodescripción, subtitulado y lenguaje de señas.

Actualmente, entre su catálogo se encuentran películas como "Relatos salvajes", "Metegol", "La mirada invisible", “Mundo Alas”, “La última entrega”, “El Florista”, “De caravana”, “Las arácnidas” y “Refugiados”. Y afirman estar negociando con Netflix para que les cedan la primera temporada de Stranger Things.

En diálogo con ABC Universidad Maximiliano Pinela, fundador y director, contó que Teilú, que significa "comunidad" en lengua céltica, pretende  incluir a las personas ciegas y sordas al mundo del cine. Todos los contenidos audiovisuales de la plataforma están adaptados para y por ellos.

Además, detalló que si bien el proyecto se puso en marcha en noviembre de 2019, la realidad es que venían adaptando contenido para personas ciegas y sordas desde el 2011. “Lo hacíamos de forma manual y artesanal y como tuvimos una enorme respuesta de la gente decidimos sumarle tecnología y crear una plataforma de difusión para llegar a todo el país".

La plataforma en este momento se sustenta gracias a premios que recibieron en concursos de emprendedores. En 2016 recibieron de Unesco el galardón "Comprometidos" como mejor proyecto de innovación social y posteriormente les otorgaron el "Emprendiun", de la Agencia Córdoba Joven.

Vale destacar, que en el proyecto participan guionistas de audiodescripción, editores de sonido, video, intérpretes de lengua de señas y locutores. Además, integran el equipo programadores web, que son la “pata tecnológica”, y también personas ciegas y sordas que corrigen las adaptaciones para garantizar la calidad al beneficiario.