El gobierno nacional confirmó el acuerdo
  • Compartir

04/08/2020

A través de un comunicado anunció el arreglo con los tres principales grupos de acreedores, aumenta el monto pero estira los plazos de pago

Autor:
Redacción web

Luego de extensos meses de idas y vueltas en medio de una fuerte negociación, el gobierno nacional comunicó que se confirmói un acuerdo con los tres principales acreedores de la Argentina, lo cual significa un futuro más aliviado en referencia al pago de bonos y  quita de escena el posible default. La confirmación oficial se realizó esta madrugada  y estuvo a cargo del ministro de Economía, Martín Guzmán, en un comunicado difundido por Twitter. 

"La República Argentina y los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores (en conjunto, los “Acreedores que brindan Respaldo”) llegaron a un acuerdo en el día de la fecha que les permitirá a los miembros de los tres grupos de acreedores apoyar la propuesta de reestructuración de deuda de Argentina y otorgarle a la República un alivio de deuda significativo", enuncia el comunicado. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, fue clave para una amplia quita en el pago anual de intereses, lo que evitará pagar miles de millones de dólares durante las próximas décadas. Vale aclarar varias cuestiones: los pagos de deuda, siguen siendo pesado para el país porque generar dólares le cuesta mucho al país. El período de gracia logrado es menos liviano del primer objetivo que era no pagar nada durante cierto lapso. Así y todo, los pagos serán relativamente bajos al menos hasta el 2026.

Argentina ajustará algunas de las fechas de pago contempladas para los nuevos bonos establecidas en su Invitación del 6 de julio (“la Invitación”), sin aumentar el monto total de los pagos de capital o los pagos de interés que Argentina se compromete a realizar y mejorando al mismo tiempo el valor de la propuesta para la comunidad acreedora. Específicamente:

(i) las fechas de pago sobre los Nuevos Bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre,
(ii) los nuevos bonos a ser emitidos como compensación por intereses devengados y compensación por consentimiento adicional comenzarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029,
(iii) los nuevos bonos 2030 en USD y en Euros comenzarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030, donde la primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante, y
(iv) los nuevos bonos 2038 en USD y en Euros a ser emitidos como contraprestación por los bonos de descuento existentes comenzarán a amortizar en Julio de 2027 y vencerán en enero de 2038.