La Facultad de Humanidades suspendió sus actividades
  • Compartir

25/06/2020

Ante la sospecha de que un familiar de un empleado pudiera tener coronavirus, la institución debió cerrar sus puertas

La Facultad de Humidades y Artes activó el protocolo ante la sospecha de un caso de coronavirus
Autor:
Redacción web

La Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario debió suspender, este jueves, todas sus actividades por protocolo ante la sospecha de que un familiar de un empleado pudiera tener coronavirus. La persona en cuestión se realizó un hisopado en el día de ayer y hasta que no se encuentren disponibles los resultados, por precaución, se deben suspender las actividades esenciales y cerrar la institución.

En contacto con Radio Universidad de Rosario, Alejandro Vila, Decano de la Facultad de Humanidades y Artes, expresó que enseguida se comunicó esta situación al Rector de la Universidad, Franco Bartolacci y al Secretario de Salud de Rosario, Leonardo Caruana, para actuar en conjunto y tomar las decisiones pertinentes.

El Rector, dejó un mensaje de tranquilidad para la comunidad educativa: “En primer lugar, quiero llevar tranquilidad, ya que se actúo de acuerdo a todos los protocolos que tienen Universidad, Provincia y Nación. En segundo lugar, está funcionando la comisión de contingencia de la institución, integrada por los diferentes claustros que llevan el monitoreo de la situación. Por último, debemos tener en cuenta que el posible infectado no es un trabajador de la Facultad, sino que es un familiar, que no viven juntos, pero que tuvieron contacto, pero que por una cuestión de protocolo, corresponde cerrar el edificio".

Vila también contó que en dicha facultad estaba trabajando muy poco personal de manera presencial, sólo empleados de algunas oficinas administrativas y de servicio de mantenimiento y limpieza, actividades que se consideran esenciales. El personal docente, por el momento no ha retomado sus actividades.

Consultado por el programa Apuntes y Resumen sobre el regreso a clases de manera presencial, el Decano dijo que cree que será difícil retomar las actividades en agosto: “Como Facultad y como Universidad se realizó un proceso de conversión a la virtualidad muy grande, con mucho sacrificio. De no mediar ningún cambio en la situación, me parece que va a continuar el dictado virtual de clases”. “Como Facultad estamos previendo la posibilidad de implementar los exámenes virtuales en las mesas de agosto, para poder garantizar el derecho de los alumnos a rendir. De parte de la Universidad tengo la certeza de que no se va a tomar ninguna decisión que signifique algún riesgo para la comunidad”, indicó Vila.