Radiografía de los alquileres en la provincia
  • Compartir

11/06/2020

El 82% de los alquileres en Santa Fe son de viviendas. En junio solo el 30% pudo pagarlo en su totalidad. La mitad de los locadores no cumplieron con el DNU presidencial. Este jueves puede haber nueva Ley de Alquileres

Autor:
Alejandro Arnoletti

Luego de que la oposición bloqueara la posibilidad de debatir la Ley de Alquileres en el Senado, este jueves se abre una nueva oportunidad. El proyecto ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados y podría convertirse en Ley en la próxima sesión. Su aprobación generaría beneficios para 9 millones de inquilinos.

La situación ocasionada por la pandemia de coronavirus puso al desnudo algunas falencias del actual sistema. En muchos casos dejó al descubierto la falta de protección para el sector más débil de la relación: el locatario.

En ese sentido la Concejalía Popular y el Frente de Inquilinos Nacional realizaron un relevamiento en la provincia para conocer la situación local. El 82 por ciento de las locaciones tienen destino de alquiler habitacional, frente un 18 por ciento de alquileres comerciales. Por otra parte el 63 por ciento de los contratos se realizan a través de una inmobiliaria; el 30 por ciento al dueño directo; 5 por ciento vía estudio jurídico y un 2 por ciento, otro tipo de administración. En tanto que en el 82 por ciento de los casos el locador es particular, 9 por ciento una empresa y un 9, otro. 

En el caso de los inquilinos de vivienda el 82 por ciento pudo pagar el alquiler; 8,8 por ciento no lo pudieron hacer y 9,2 por ciento, solo una parte. La situación se complicó en abril ya que solo el 57,6 por ciento pudo pagarlo en su totalidad; 28,3 por ciento no lo hizo y el 14,1 por ciento, solo una parte. En mayo los indicadores fueron empeorando. El 39,5 por ciento pudo abonar; el 37,5 por ciento no y el 23 por ciento, solo una parte. En tanto que en junio apenas el 29,5 ciento abonó la totalidad del alquiler; el 46,2 por ciento no lo hizo y el 24,3 por ciento, solo una parte. 

Para el caso de los alquileres comerciales el 73,9 por ciento abonó el alquiler en marzo. El 10,2 por ciento no lo hizo y el 15,9 por ciento, solo una parte. En abril el número de alquileres pagos cayó drásticamente al 35,8 por ciento. El “no” ascendió al 30,3 por ciento y “solo una parte”, al 33,9 por ciento. La situación en mayo siguió empeorando ya que solo el 33,5 por ciento solo pudo pagarlo. El 46,2 por ciento no lo hizo y el 20,3 por ciento solo una parte. Por último en junio el 30,3 por ciento pagó la totalidad; el 45,6 por ciento no lo hizo y el 14,1 por ciento una parte. El 10 por ciento aún no lo sabe.

Contemplando los alquileres de viviendas y comercios el 83,8 por ciento vio afectados sus ingresos. Solo el 8,6 por ciento no tuvo inconvenientes de ese tipo y el 7,6 por ciento, en parte.

Por otra parte solo la mitad de los locadores o inmobiliarias cumplieron con lo establecido en el Decreto de Necesidad de Urgencia 320. El 50,2 por ciento sí lo hizo y el 49,8 por ciento, no. El principal incumplimiento estuvo dado por no haber otorgado un CBU para el pago, en un 20,6 por ciento. En segundo lugar aparece que no se congeló el valor del alquiler, en un 17,7 por ciento. Tercero la negativa a prorrogar el contrato, en un 17,1 por ciento. Más abajo se encuentra que no se tomaron pagos parciales, en un 10,5 por ciento; aplicación de interés debido, en un 8,3 por ciento; hostigamiento a los garantes, en un 6,2 por ciento; cobro de alquiler e imposibilidad de mudarse, 2,1 por ciento. En tanto que otros motivos alcanzaron el 17,5 por ciento.

"La encuesta refleja las dificultades de inquilinos e inquilinas al hacer frente al pago del canon, previo a la pandemia, la morosidad ya era alta y se encontraba en el 9%", indicó Ariel D'Orazio, del Frente de Inquilinos Nacional. En tanto que Nire Roldán, de la Concejalía Popular de Rosario, remarcó: "Mañana jueves, las senadoras nacionales y los senadores nacionales, tienen la oportunidad histórica de sancionar una ley, largamente esperada por más de 9 millones de inquilinos e inquilinas en todo el país, una ley que limita los ajustes del valor del contrato y que toma en cuenta al salario, a la hora de calcular el valor del Alquiler, entre otras medidas positivas".