Pedido de indagación por espionaje
  • Compartir

08/06/2020

Según la AFI, durante el gobierno de Mauricio Macri, se armaron fichas de perfil ideológico de periodistas para las cumbres de la OMC y el G20

Autor:
Redacción web

nos 403 periodistas fueron investigados y se les armó fichas de perfil ideológico para las cumbres de la OMC y el G20 en Buenos Aires, denunció la actual conducción de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que solicitó indagar al expresidente Mauricio Macri. 

El listado de investigados incluye decenas de periodistas de medios extranjeros, entre ellos varios de la AFP, así como un centenar de académicos, empresarios y otras personalidades de la sociedad civil.

El material fue hallado en tres sobres, con las leyendas “2017”, “Periodistas G20”, “Varios”, dentro de una caja fuerte de la oficina que ocupaba el exdirector operacional del Área de Contrainteligencia de la AFI.

“La investigación sobre los periodistas era sencilla. Recavaban información sobre redes sociales y de ahí se trazaba un perfil ideológico y político“, explicó la fuente.

En su denuncia judicial, la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, señala que en las fichas figuran “preferencias políticas, publicaciones en redes sociales, simpatía respecto a grupos feministas o de contenido político y/o cultural, entre otras”.

Los nombres llevan comentarios como “se muestra muy crítico respecto del actual gobierno”, “muestra su afinidad hacia el peronismo”, “apoya al gobierno”, “en Facebook pidió la liberación de Lula” o “firmó por el aborto Legal”. De acuerdo al perfil ideológico, se los marcaba en verde, amarillo o rojo, supuestamente para habilitar la acreditación que los periodistas habían solicitado ante la cancillería argentina.

“De confirmarse ese proceder del gobierno de Mauricio Macri, ACERA repudia enérgicamente procedimientos de esa naturaleza, que resultan inadmisibles en una democracia y dañan gravemente el ejercicio de la profesión de periodista”, declaró un comunicado de la Asociación de Corresponsales Extranjeros (ACERA).

En la Cumbre de la Organización Mundial del Comercio de 2017, la investigación fue más exhaustiva sobre empresarios, sindicalistas y otros dirigentes sociales ya que incluían puntillosos datos personales, patrimoniales y salariales.

Entre el material encontrado, hay una carta del excanciller Jorge Faurie, fechada el 7 de diciembre de 2017, días antes de la reunión de la OMC, dirigida al entonces director de la AFI, Gustavo Arribas.

Allí le ruega que solucione “a la mayor brevedad posible, la situación” de Kirsi Chavda, integrante de la ONG finlandesa Siemenpuu, a quien en el aeropuerto se le negaba el ingreso al país.

“Motiva mi pedido, la solicitud que me hiciera llegar el canciller de Finlandia, quien ha garantizado el buen comportamiento de la señora Chavda de acuerdo a los usos y costumbres locales”, escribió Faurie. Añade un pedido similar de parte del canciller de los Países Bajos respecto de miembros de la ONG Transnational Institute.

Camaño pidió que se cite a indagatoria de Macri, en tanto “responsable de fijar lineamientos estratégicos y objetivos de la política de Inteligencia nacional”, así como a Arribas, a la exsubdirectora Silvina Majdalani a y varios agentes de inteligencia.

“Las tareas de inteligencia que en este acto se denuncian no se encuentran ordenadas ni autorizadas por ningún magistrado”, dice el escrito, según el cual, la AFI actuó “con manifiesta connivencia de la (entonces) autoridad máxima del ministerio de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich“.

En paralelo, otro juzgado investiga el espionaje durante la gestión de Macri a políticos opositores y oficalistas, entre ellos la expresidenta y actual vicepresidenta Cristina Kirchner y al alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, del mismo partido del exmandatario.

Repudio del Sindicato de Prensa de Rosario

EL SPR REPUDIA EL ESPIONAJE DE LA AFI MACRISTA Y DE BULLRICH QUE EMULAN LOS PEORES MÉTODOS DE LA DICTADURA

Especial solidaridad con los compañeros de Televisión Litoral, Sergio Roulier y Luis Carballo, quienes figuran en la lista de periodistas espiados.

El Sindicato de Prensa Rosario y su Comisión de Libertad de Expresión y Formación Profesional expresan su profundo rechazo y repudio por el espionaje realizado por la Agencia Federal de Inteligencia durante la presidencia de Mauricio Macri, la gestión frente al Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich y de Gustavo Arriba al frente de la AFI. Entre lxs 403 periodistas espiadxs figuran dos trabajadores de Rosario, dependientes de Televisión Litoral, Sergio Roulier y Julio Carballo. La especial solidaridad del SPR para con ellos.
La denuncia judicial realizada anteayer viernes por la actual titular de la agencia, Cristina Caamaño, quedó radicada ante el juzgado federal N° 11 de Marcelo Martínez de Giorgi y pone al descubierto la trama utilizada para el fichaje de 403 periodistas- entre ellos los rosarinos Sergio Roulier y Luis Carballo-, 28 académicxs y otras 59 personas de variada extracción y pertenencia laboral y social. Con todxs ellxs se usaron los mismos métodos condenables en los cuales imperó la bajeza y la persecución con el estilo que conecta, en mímesis, con la dictadura cívico militar cuyo saldo fueron 30.000 detenidos- desaparecidxs, entre ellxs, cerca de 110 periodistas y trabajadorxs de prensa a quienes no olvidamos y por quienes no perdonamos.
El gobierno de Mauricio Macri espió sobre todo por motivos ideológicos, en el caso de periodistas por su particularidad profesional, aunque para ello haya usado como excusa la realización de la Cumbre de la Organización Mundial del Comercio, a fines de 2017, y la también Cumbre del G20 en el 2018. La obtención y clasificación de datos personales, familiares, de pertenencia ideológica y muchos otros que tienen que ver con las opiniones profesionales respecto de una diversidad de hechos y acontecimientos, se encontraron en la propia AFI como abominable copia de los métodos dictatoriales.
Toda la solidaridad del SPR con las personas víctimas del espionaje macrista, de Bullrich y su dependiente Arribas y el pedido de que todo lo conocido se investigue hasta las últimas consecuencias, se aplique toda la rigurosidad de la ley a quien corresponda y se informe de manera detallada a esas mismas víctimas y a toda la sociedad que tiene el derecho de conocer la verdad.