Nuevo Edificio Tecnológico

03/06/2020

La nueva edificación cuenta con más de 3000 m2 cubiertos desarrollados en 4 plantas y está destinado al funcionamiento del Área de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Universidad

El edificio está destinado a centros, programas y redes de producción científica y tecnológica e innovación
Autor:
Redacción web

Las autoridades de la Universidad Nacional de Rosario anunciaron que culminó la obra de un nuevo edificio que sumará la UNR, enclavado en la Siberia, destinado a la producción científica y tecnológica, la vinculación y la innovación para el desarrollo.

El mismo cuenta con más de 3000 m2 cubiertos desarrollados en 4 plantas. Allí funcionará el Área de Ciencia, Tecnología e Innovación que la Universidad puso en marcha a partir de un nuevo diseño institucional, y será destinado a centros, programas y redes de producción científica y tecnológica e innovación, novedosos dispositivos de vinculación e incubadoras de proyectos.

A pesar de la pandemia y las dificultades del contexto, la UNR pudo garantizar la continuidad de todas sus obras en marcha. “Es una gran noticia para la Universidad pero también para la ciudad. Rosario debe ser la ciudad de la ciencia, tanto por de la relevancia nacional e internacional de sus científicos e investigadores, como también por la infraestructura para poder desarrollar sus tareas. En ese sentido estamos trabajando y este nuevo edificio suma a ese horizonte. Su emplazamiento en el Centro Universitario Rosario, compartiendo espacio con todas las Facultades que están en la Siberia y vecino a los edificios del Conicet Rosario, nos consolida como uno de los polos de investigación, ciencia y tecnología más importantes del país”, valoró el Rector de la UNR, Franco Bartolacci, quien destacó que “la UNR, aún en la situación tan compleja y excepcional que atravesamos, pudo garantizar la continuidad de todas sus obras de infraestructura”.

“Garantizamos la continuidad y culminamos esta obra en un momento económico y social muy complejo. Requirió esfuerzo, planificación y mucha gestión, pero estamos orgullosos de haberla finalizado en los plazos que habíamos previsto. No hay nada más transformador que invertir en educación, ciencia y tecnología, este edificio es una prueba más de ello. En los próximos días comenzaremos a equipar las aulas, oficinas y se iniciará la mudanza del Área de Ciencia, Tecnología e Innovación para el desarrollo, que trasladará todas sus direcciones al nuevo espacio edilicio disponible. Aspiramos a inaugurarla formalmente en las próximas semanas”, agregó Bartolacci.

El nuevo edificio que se inaugurará bajo el nombre de “UNR Innova” y cuenta con 3000 metros cuadrados cubiertos distribuidos en 4 plantas, un hall de 70 metros cuadrados en doble altura semi cubierto, acceso al subsuelo mediante una rampa y un patio descubierto de 130 metros cuadrados.

La planta baja, lugar de acceso principal, cuenta con un espacio de hall central para la realización de exposiciones de ciencia y tecnología de 200 metros cuadrados, además 140 metros cuadrados destinados a oficinas de gestión y el correspondiente bloque sanitario; además tiene una circulación lineal lateral de 180 metros cuadrados, desde donde se tiene acceso a las escaleras y ascensor.

El subsuelo, con la posibilidad de ingreso independiente, mediante la rampa, cuenta con 2 aulas de 70 metros cuadrados cada una y 1 auditorio de 100 metros cuadrados; bloque sanitario similar al de la planta baja; office; sala de tanques y bombas; y misma circulación que en planta baja.

En el primer piso se disponen 5 aulas de 70 metros cuadrados cada una y oficinas para centros de investigación y desarrollo. También cuenta con bloque de sanitarios y circulaciones similares a los de los pisos anteriores.

El segundo y último piso de uso del edificio, cuenta con un espacio apto para oficinas de 180 metros cuadrados que se destinará a alojar centros de investigación, redes e institutos de ciencia y tecnología; y acceso a la expansión de terraza de 500 metros.

 

La estructura de este nuevo edificio permite flexibilidad en los espacios, tanto para convertir a los lugares de mayor superficie rápida y fácilmente en espacios menores, ya sea aúlicos o de oficinas, como la remoción de elementos de división para obtener espacios mayores de uso.

Este nuevo Edificio se encuentra orientado al norte para captar la mejor orientación en cuanto a los espacios dedicados a aulas. La estructura circulatoria ha sido pensada como una calle tridimensional con rampas, ascensores y escaleras para permitir una alta accesibilidad a todos los sectores y eliminar por completo las barreras arquitectónicas. En planta baja se ubican oficinas de gestión, espacio para exposiciones y convenciones, en el primer piso está destinado a los módulos de incubadoras de empresas, aulas, centros de I+D, en el segundo piso se ubican aulas, oficinas y la terraza de expansión.

La propuesta estructural prevé un salto cuántico en comparación con procedimientos tradicionales aplicando modernas técnicas transferibles a otros proyectos de construcción. Es destacable la preponderancia de los procesos industriales previstos para la construcción del edificio, la calidad ecológica y las previsiones para conservación de la energía, incluido la eventual generación de energías no convencionales, compatible a la evolución de los escenarios medioambientales a largo plazo. En esta primera etapa se concluyó el ala Oeste del edificio hasta la segunda junta de dilatación, el cual albergará en aulas de uso común y servicios sanitarios en todos sus niveles.

“Estamos con obras en todas nuestras dependencias, Facultades y Escuelas. Es un gran esfuerzo presupuestario y de gestión, pero muy contentos de poder sostener la planificación a pesar de las dificultades. Es muy importante poder continuar con las obras en marcha, nos permitirá en el corto plazo recuperar el valor patrimonial de nuestros edificios, sumar nuevas aulas y ámbitos para el desarrollo de las cátedras, laboratorios e institutos de investigación, para que cuando nos volvamos a encontrar, tener nuevos espacios de trabajo, de estudio y en mejores condiciones” señaló el Rector Franco Bartolacci.

“Quiero agradecer y destacar el compromiso del Área de Infraestructura de UNR, del Área de Gestión Económica y Financiera, de las y los inspectores y la responsabilidad de las empresas constructoras que han dispuesto de todos los cuidados para que quienes trabajan lo hagan de forma segura en el marco de este contexto de emergencia sanitaria. Inaugurar este edificio, posibilidad que tendremos en las próximas semanas, es un viejo anhelo, que venimos impulsando consecuentemente desde la gestión de la UNR desde hace muchos años, y que podremos finalmente concretar”, finalizó.