Imputaron a Mauricio Macri

30/05/2020

El expresidente y los exlíderes de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, fueron imputados por supuesto espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos

Autor:
Redacción web

El fiscal federal Jorge Di Lello ordenó abrir la investigación que iniciara la Agencia Federal de Ingencia a través de su denuncia contra el expresidente Mauricio Macri y los titulares del organismo durante los cuatro años de Cambiemos. Los tres están imputados por el presunto delito de espionaje ilegal.

Di Lello solicitó una serie de medidas para avanzar en la causa. Entre ellas aparece un pedido a la AFI para que informe a la Justicia el organigrama con la estructura de la central de espías. Además requirió la nómina de quiénes se desempeñaron en la gestión macrista hasta diciembre de 2019.

La denuncia fue presentada por la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, por supuestos hechos de espionaje ilegal ocurridos en el gobierno de Macri, como “pinchar” correos electrónicos de casi un centenar de personas, entre políticos oficialistas y opositores. La información está en manos de la Justicia tras ser adjuntada en un dispositivo.

El fiscal ordenó que se realice una pericia oficial con personal especializado en temas digitales para determinar todo lo vinculado con la información del disco rígido presentado. Di Lello quiere saber “fecha de producción, obtención y/o almacenamiento; su origen tecnológico, y cualquier otro dato de interés para la prosecución de la presente investigación”.

Del mismo modo pidió que se individualice a las personas que tuvieran acceso a la información al momento de su producción, almacenamiento y/u obtención. Además que se identifiquen los correos electrónicos que surgen de ese disco rígido y, si es posible, su titularidad. Allí se tendrá que identificar en cada caso el asunto de los correos electrónicos hallados y/o rastros de ellos, así como también respecto al contenido y/o archivos adjuntos.

Di Lello también está interesado en escuchar en declaración testimonial al personal contratado para que informen las instrucciones que recibían respecto a los hechos investigados por parte de Arribas y Majdalani. Según la denuncia original, durante la gestión Arribas, se realizó espionaje sobre correos electrónicos privados desde el 2 de junio de 2016.

La información fue recuperada de un disco rígido marca Western Digital, que había sido borrado. Fue hallado en dependencias de la AFI y pudo detectarse las personas que habrían accedido con credenciales al mismo. De acuerdo a lo denunciado las tareas de inteligencia “no se encuentran ordenadas ni autorizadas por ningún magistrado”, solo dispuestas por autoridades de la exSIDE.

“Se encontraron rastros digitales que dan cuenta de la conexión de dispositivos externos a este disco en los que se almacenaba información de inteligencia sobre personas vinculadas a la actividad política de nuestro país, periodistas, dirigentes, fuerzas policiales, entre otros”, se indicó en la denuncia. Y de lo analizado surge que se procedió al borrado de la información que contenía, pero por no hacerlo de manera segura fue posible recuperarla.