Suspendidos tendrán una rebaja salarial
  • Compartir

28/04/2020

La UIA acordó con la CGT una reducción salarial del 25 por ciento del valor neto a aquellos trabajadores que estén suspendidos por el aislamiento

Autor:
Redacción web

La Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación General del Trabajo (CGT) acordaron este lunes una norma concertada según la cual se le abonará el 75 por ciento de los salarios netos a aquellos trabajadores que estén suspendidos a raíz de la cuarentena por coronavirus. La propuesta será elevada a los ministros de Desarrollo Productivo y Trabajo; Matías Kulfas y Claudio Moroni, respectivamente.

El acuerdo entre las partes afecta a los trabajadores que estén alcanzados por las suspensiones por la cuarentena en abril y mayo. Así dentro del aporte que hace el Gobierno de cubrir el 50 por ciento de algunos salarios, la empresa se compromete a pagar el 25 por ciento restante.

Esta medida deja en suspenso algunas negociaciones que venían realizando algunos gremios con las cámaras empresariales. El objetivo era el de disponer ese tipo de esquemas en rubros como comercio, industrias textil y automotriz, o la actividad metalúrgica. Incluso el fin de semana hubo cruce de borradores entre funcionarios, técnicos y dirigentes de los ministerios, la central obrera y la CGT.

La base del acuerdo será el artículo 223 bis de la Ley Nº 20.744, de Contrato de Trabajo. Esta establece las pautas de pago de salarios ante un caso de suspensiones por “falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada, pactadas individual o colectivamente y homologadas por la autoridad de aplicación”.

Empresarios y sindicalistas estiman que hay más de cinco millones de trabajadores que permanecen en sus hogares desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio. La inmensa mayoría de ellos están en sus casas sin otro impedimento que la cuarentena y una mínima porción, por cuestiones de edad o de salud. El acuerdo marco para las licencias está pensado para el grueso de la fuerza laboral y está amparada en el artículo 8 del DNU 297/2020, que abrió el aislamiento. Según él los trabajadores “tendrán derecho al goce íntegro de sus salarios habituales”, sumado al DNU 329/2020, que prohibió hasta fin de mayo suspensiones y despidos.

Hasta este fin de semana la UIA sostenía que las cargas debían repartirse en tres partes: un tercio debían abonar las empresas, otro tercio el Estado y el restante, resignarlo los trabajadores. Para la CGT, la decisión del Gobierno Nacional de ampliar el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) con el subsidio de hasta el 50 por ciento de cada salario debería permitir que el sueldo en licencia se eleve hasta un 80 por ciento del neto.