Coronavirus y dengue: entre mito y realidad

06/03/2020

El infectólogo Mariano Gianello analizó las dos enfermedades virales. Una persistente, con primeros casos  

La nueva enfermedad hizo extremar los protocolos sanitarios.
Autor:
Redacción web

Para bajar el tono alarmista, que la prevención se fortalezca y la paranoia disminuya, el infectólogo Mariano Gianello, docente de la cátedra de enfermedades infecciosas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR, analizó en ABC Universidad las dos enfermedades virales que están en las portadas de los medios masivos en la Argentina: el coronavirus y dengue.

Gianello explicó que el coronavirus es un tipo de virus respiratorios conocido. Lo que ocupa la agenda global en estos días es una nueva variación, denominada Covid19. Se transmite de forma limitada entre humanos, y hasta el momento no hay vacuna o terapia de comprobada efectividad para evitarlo o tratarlo.

Gran parte de los coronavirus producen enfermedades leves a moderadas, como el resfrío común. En personas con sistema inmunológico deprimido por diversas razones, o con ciertas enfermedades subyacentes, se puede manifestar en forma más severa.

Algunos titulares periodísticos elevaron el Covid19 a la categoría de pandemia, lo que no está justificado por los datos científicos.

Gianello destacó que las herramientas más eficaces, y por ahora las únicas, para reducir la expansión de los contagios son las preventivas. Son las mismas que para la gripe: lavarse las manos frecuentemente, sobre todo antes de ingerir alimentos, bebidas y luego de entrar en contacto con superficies en áreas públicas. Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y la boca con el pliegue del codo para evitar que las microgotas expelidas alcancen a otras personas, y evitar el contacto directo con personas que tengan enfermedades respiratorias.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma, incorpora el virus y se lo transmite a las siguientes que pica. El contagio, a diferencia del persona a persona del Covid19, sólo se produce a través del vector, en este caso el mosquito. Tampoco hay contagio por objetos o la leche materna. 

Tampoco para el dengue hay hasta el momento vacuna ni terapia con medicamentos específicos. La medida más importante, también en este caso, es la prevención: eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contengan agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores, y el uso de repelentes para minimizar el riesgo de picaduras.