Peritos de parte, afuera

03/03/2020

La autopsia sobre Carlos Orellano presentó un conflicto previo a raíz de la imposibilidad de los peritos de parte de trabajar en el cuerpo de la víctima

Foto: Rosario 3
Autor:
Redacción web

El juez de la causa por la muerte de Carlos Orellano determinó que la perito de parte Virginia Creimer como el representante del boliche Ming podrán entrar a la autopsia pero no intervenir con bisturí para evitar pedidos de nulidad. La familia del joven fallecido luego de concurrir a un boliche por causas que se investigan, denunció que la perito de parte no podía actuar sobre el cuerpo en la autopsia. Desde la querella denuncian que el fiscal Spelta pone “trabas” en la investigación.

La autopsia estaba programada para este lunes y la familia de la víctima pretendía que la perito de parte pudiera trabajar sobre el cuerpo de Orellano. Esta posibilidad se vio caída luego de que el jefe de la Unidad de Homicidios Adrián Spelta determinara que sea un juez quien autorice la participación.

En ese sentido el juez Nicolás Foppiani indicó que los integrantes del equipo de Virginia Creimer, la perito por la querella, como los representantes del boliche Ming, tienen autorizado el ingreso a la autopsia que se realiza bajo el protocolo de Minnesotta. A pesar de ello no concedió el pedido para que intervengan con bisturí sobre el cuerpo de la víctima. Creimer había trabajado en los casos de Luciano Arruga, Gerardo Escobar, Franco Casco y María de los Ángeles Paris.

El padre de la víctima, Edgardo Orellano, manifestó: “Nos ponen un palo en el camino. Pareciera que el jefe de los fiscales fuera un abogado defensor de la parte denunciada”. “Nos exige una orden judicial de un juez para que actúe la perito de parte, que tiene el equipo más especializado de América Latina

Por su parte, desde Fiscalía respondieron que Spelta se encontraba en el Instituto Médico Legal colaborando en cuestiones organizativas con el fiscal interviniente en la causa, Patricio Saldutti. En esta situación, y ante las discrepancias entre la querella y los peritos designados con el cuerpo médico del IML, solicitó que la situación planeada se dirima en audiencia pública.

A raíz de este conflicto familiares y amigos de la víctima decidieron manifestarse frente al Instituto Médico Legal.