Media sanción a la reforma
  • Compartir

27/02/2020

El proyecto fue aprobado en Diputados con 128 votos afirmativos y 2 abstenciones. Juntos por el Cambio no participó de la votación

Autor:
Redacción web

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó el proyecto que busca reformar las jubilaciones de privilegio. El debate pasa ahora al Senado, donde el oficialismo cuenta con mayoría. La media sanción fue lograda con 128 votos afirmativos y 2 abstenciones. 

El proyecto de Ley busca reformar las jubilaciones de privilegio para la Justicia y el servicio del exterior. La sesión especial se llevó a cabo con la ausencia del interbloque de Juntos por el Cambio, que rechazaba la iniciativa. Los diputados macristas fueron dejando el recinto entre gritos.

El presidente de la Comisión de Previsión Social, Marcelo Pablo Casaretto, aseguró que esta reforma busca “una mejor redistribución de los ingresos” e intenta “priorizar a aquellos beneficiarios que cobran 16 mil pesos”. “El Gobierno tiene una clara decisión de abordar este tema desde el concepto de solidaridad y redistribución del ingreso, priorizando a aquellos beneficiarios que cobran 16 mil pesos y no a aquellos que están por encima de los 330 mil pesos, o aún los 770 mil pesos”, explicó.

El funcionario detalló que hay “17.622 empleados activos que aportan un promedio de 32.609 pesos y 6.983 pasivos que tienen un haber promedio de 272 mil pesos”. En tanto que recordó que “los argentinos están aportando al financiamiento de este sistema que tiene retribuciones altas”. 

En cuanto al servicio exterior, el presidente de la Comisión de Previsión Social indicó que hay 1000 empleados que aportan más de 38 mil pesos y “beneficiarios pasivos que cobran 335 mil pesos, con lo cual tiene un desfinanciamiento importante”. 

En el caso de aprobarse este proyecto, la edad de jubilación aumentará de forma progresiva y llegará de los 60 años de la actualidad a 65 años en 2025. El aporte personal se incrementará en 7 puntos porcentuales “sobre la remuneración total percibida en el desempeño de sus funciones”. Así se llevará la alícuota a un 18 por ciento. 

El haber inicial de la jubilación ordinaria será equivalente al 82 por ciento del promedio de las remuneraciones de los últimos 10 años. Hasta la actualidad se tomaba el 82 por ciento del último sueldo, que suele ser el más elevado porque en la Justicia existe una protección que evita que se reduzcan los salarios.