Rige un nuevo protocolo para la Policía de Santa Fe
  • Compartir

18/02/2020

La Provincia busca con el nuevo protocolo "aumentar la racionalidad y precisión de las intervenciones policiales, priorizando la vida"

Autor:
Redacción web

El Ministerio de Seguridad de la provincia oficializó el nuevo protocolo para el desempeño de la Policía de Santa Fe. El mismo se denomina “Protocolo de uso Racional, Progresivo y Proporcional de la Fuerza” y rige bajo la Resolución N° 0326.

El protocolo tiene como objetivo “modernizar y optimizar las habilidades requeridas por los policías para intervenir en situaciones de conflicto”. Según explicaron desde la provincia es el resultado del trabajo de un equipo multidisciplinario que fue coordinado por el secretario de Seguridad, Germán Montenegro. Así los policías deberán actuar de una determinada manera ante situaciones donde exista una posible “amenaza inminente”. 

  • Se debe utilizar para hacer cesar una amenaza inminente y grave para la vida o integridad de las personas. Será conforme a los principios del uso Racional, Progresivo y Proporcional de la Fuerza, en el caso de que medidas de menor letalidad resulten inadecuadas para alcanzar el fin operacional que se persigue
  • El empleo de técnicas y armas potencialmente letales deberán producirse en casos de peligro grave, inminente y actual para la vida de las personas: personal policial, víctimas o tercero
  • La preservación de la vida y la integridad física de todas las personas es siempre el primer objetivo 
  • La integridad de bienes materiales nunca deberá priorizarse por sobre la vida e integridad física 

El ministro de Seguridad, Marcelo Saín, explicó a través de un comunicado oficial: “El Gobernador nos instruyó aumentar la racionalidad y precisión de las intervenciones policiales, priorizando la vida por sobre cualquier otro valor”. “El delito y la violencia se transforman. El uso de la fuerza debe adaptarse para responder con mayor eficacia al nuevo escenario”.

“Queremos profesionales que lleguen al terreno con mejores habilidades de mediación y ejercicio efectivo de la fuerza, en caso de ser necesario”, planteó Sain. “Para ello necesitamos mejor información sobre los resultados de estas intervenciones, así como de los valores y expectativas de los trabajadores policiales en cuanto al uso de la fuerza”, resaltó el funcionario.