Nuevas reuniones por Vicentín

17/02/2020

Participarán dirigentes de distintos signos políticos, salvo Cambiemos. Están en juego 3000 empleos directos e indirectos

Autor:
Redacción web

La crisis de la agroexportadora Vicentín sigue generando preocupación en las familias del Cordón Industrial. De los 1000 trabajadores que emplea la firma solo están cumpliendo funciones 140, con guardias mínimas. Desde la CGT San Lorenzo alertan que “las novedades no son demasiadas alentadoras”. 

Desde la central obrera van a realizar una nueva reunión este martes. Allí se espera la presencia del ministro de Trabajo provincial, Roberto Sukerman; la senadora nacional María de los Ángeles Sacnún; la diputada provincial Silvana Distefano; el senador provincial Armando Traferri; los cincos intendentes del Cordón Industrial y representantes de la CGT Reconquista. La semana pasada ya hubo una reunión de delegados de la CGT con directivos de Vicentín y representantes del Sindicato de Aceiteros, que no llegó a buen puerto. 

Del encuentro de este martes participarán referentes de distintos sectores políticos, salvo Cambiemos. “Ojalá legisladores de Cambiemos se sumen a la mesa. Cuando las cosas estaban bien los legisladores salían y representaban”, recordó y agregó: “Pero luego de perder las elecciones parece que no hay explicaciones para dar”. Los afectados incluso pudieron reunirse con el gobernador Omar Perotti, a quien le plantearon la problemática. “Se van a dejar de mover más de 100 millones de pesos por mes. La preocupación de parte de la provincia es ver cómo con solidaridad, trabajo y buena predisposición se pueda encontrar una salida. Vicentín es una empresa que fue rentable y que exportó millones de dólares”, aseguró. 

El líder de la CGT San Lorenzo, Jesús Monzón, manifestó en diálogo con Apuntes y Resumen: “Claramente exportaron millones de dólares, tomaron un crédito de 18 mil millones de pesos. No podemos permitir que los trabajadores sigan siendo un número”. “Vicentín emplea a más de 3000 trabajadores directos e indirectos, y desde Granadero Baigorria y Puerto San Martín está el 100 por ciento de los trabajadores. Ellos tienen la incertidumbre de saber cuándo arranca. Si ya no lo hacen con la cosecha se complica cada vez más”, se lamentó.

El dirigente gremial insistió en la necesidad de encontrar una solución. “El Cordón Industrial no resiste la incertidumbre y perder más puestos de trabajo. Se necesita encontrar una salida o propuesta para analizar, reunirnos con el Ministerio de Trabajo de la Nación y encontrar una vuelta”, dijo. “Vamos a acompañar cada una de las medidas que quiera tomar el Sindicato de Aceiteros y agotar todas las negociaciones”, adelantó. 

Monzón recordó que en los últimos cuatro años se perdieron casi cuatro mil puestos de trabajo genuinos en el Cordón Industrial con los cierres de Ar-Zinc, Petroquímica Bermúdez, parte de Pampa Energía y algunas PyMES. “Fueron golpes que siempre se le dieron a las familias trabajadoras”, se lamentó. 

En cuanto a la situación en los Municipios, el representante de la CGT San Lorenzo afirmó que “no hay problemas de pago de sueldos o cláusula gatillo”. “Esperamos que se abra la paritaria para conversar cuestiones salariales, de seguridad e higiene y modalidad de trabajo. Con la cláusula gatillo en estos dos últimos años los municipales no han ganado pero han perdido un poco menos”, dijo. “Hicimos el pedido de paritarias y pasamos los representantes en la provincia. José Luis Freyre, el secretario de Municipios, va a comenzar a convocar a los intendentes y luego llamará a una mesa paritaria. La inflación fue muy jodida y con la cláusula gatillo pudimos quedar ahí. Es un alivio para que no pierdan demasiado”, sostuvo.