Fernández pide postergar la reunión con Bolsonaro

13/02/2020

El presidente argentino avisó que no podrá reunirse el 1° de marzo porque deberá encabezar la apertura de las Sesiones Ordinarias del Congreso

Foto: Rivadavia
Autor:
Redacción web

Tal como se preveía, la reunión entre Alberto Fernández y Jair Bolsonaro no se llevará a cabo el 1° de marzo por el inicio de las Sesiones Ordinarias del Congreso. Fue el propio mandatario argentino quien se encargó de declinar la invitación para ese día, aunque dejó la puerta abierta para realizarla incluso “el día siguiente”.

Alberto Fernández confirmó que no podrá asistir a la asunción de Luis Lacalle Pou como nuevo presidente de Uruguay. En ese marco es que Jair Bolsonaro había propuesto reunirse con su par argentino, pero no podrá ser posible. “Lamentablemente no podré viajar ese día, es el discurso en la apertura de sesiones ordinarias. Si no puedo viajar ese día, iré al día siguiente”, dijo en declaraciones radiales. 

La invitación de Bolsonaro se produjo en la reunión que mantuvo ayer con el canciller argentino, Felipe Solá, y el embajador en Brasil, Daniel Scioli. “Fue una iniciativa del presidente Bolsonaro, que quiere hacer un aparte con el presidente Fernández”, contó Solá. La reunión va a servir para descomprimir las relaciones entre los dos países, recalentadas por las declaraciones mediáticas de ambos presidentes

Uno de los pedidos de Felipe Solá a Bolsonaro fue el apoyo al país en las negociaciones que mantiene con el Fondo Monetario Internacional. La vicepresidenta Cristina Fernández había pedido públicamente al organismo a que permitiera una quita en la deuda. Sobre eso, Alberto Fernández declaró: “La observación de Cristina es muy pertinente porque muchas veces dije que el Fondo incumplió con el hecho de que el estatuto prohíbe prestar plata para cubrir corridas cambiarias. Lo que Cristina dice es que si incumplieron esto, que hagan una quita”. 

“Argentina necesita más plazos y me gustaría que el FMI se comprometa con el crecimiento, porque el FMI puede ayudarnos a salir de la catástrofe alimentaria que tenemos”, dijo el presidente y agregó: “Siento que no estamos mal con el Fondo. Yo quisiera tener un diálogo sensato con el FMI para que podamos poner en marcha el crecimiento de la economía”. Sobre la economía aseguró que “vamos a estar mejor de lo que fue el año anterior, vamos a tener muchas cosas ordenadas, pero no todo”. “Hay que ir poco a poco, paso a paso, como diría ‘Mostaza’ Merlo. Los argentinos van a ver que poco a poco va a ir mejorando”, avisó.