">
"Es necesario terminar con la secuencia del Estado bobo"

11/02/2020

Carlos del Frade asegura que la situación de Vicentín es una "puesta en escena" para "zafar de la deuda con Banco Nación"

Autor:
Redacción web

La Bolsa de Comercio de Rosario suspendió a Vicentín como operadora en el Mercado Físico de Granos. La decisión fue tomada hasta que “se acredite la homologación del acuerdo preventivo logrado con sus acreedores”. La agroexportadora asegura que no puede hacer frente a sus deudas con proveedores y entidades financieras, a pesar de ser una de las empresas que más factura en todo el país. 

La compañía se declaró oficialmente en default con deudas por 1350 millones de dólares hace dos meses e informó oficialmente la apertura del concurso de acreedores este lunes. En una primera instancia aspiró a lograr una quita de la deuda con el Banco Nación por 18.300 millones de pesos, por un crédito otorgado durante el gobierno de Mauricio Macri. Además propuso plazos de pago de hasta ocho años con sus acreedores del sector granario, con un pago inicial de 20 por ciento. 

El diputado provincial Carlos del Frade manifestó en Apuntes y Resumen: “Desde hace 4 meses estamos viendo una puesta en escena de Vicentín, de zafar de la deuda que tiene con el Banco Nación. Tuvieron la complicidad política de Mauricio Macri de derivar esa cantidad de dinero del banco de todos para la fiesta privada de unos pocos. La estrategia es repetida de una matriz del gran capital concentrado de la Argentina”. El legislador apuntó además: “Desde hace 50 años vienen generando una riqueza individual para sus dueños y la familia Vicentín es la vigesimonovena entre las más ricas del país, con 560 millones de dólares. Entre ellos se encuentra el Sr. Alberto Padoán”. 

Entre sus distintos negocios la compañía da empleo a 4000 trabajadores directos, con sus empresas textiles, frigoríficas y vitivinícolas en todo el país. “Mientras se produjo este hecho para mí de lavado de dinero le tiran toda la deuda al Banco Nación y la desesperación a la gente que le produjo esta riqueza”, criticó. “Es necesario terminar con la secuencia del Estado bobo y hacerle pagar la deuda a Vicentín y sino el Estado hacerse cargo sin pagar un solo peso, produciendo una economía mixta para salir adelante y manteniendo los puestos de trabajo”, sostuvo.

 

 

El diputado y periodista fue muy crítico con la postura de la Bolsa de Comercio “porque Alberto Padoán fue su presidente durante muchos años y como tal recibió beneficios políticos de los gobiernos de Lifschitz y Macri”. “Me deja muchas dudas que ahora hagan esto, ¿mientras tanto qué hicieron? Como mínimo tuvieron el error de mirar para otro lado mientras Vicentín hacía estos movimientos y fue la agroexportadora que más facturó el año pasado”, dijo Del Frade y agregó: “La AFIP ya presentó cuatro juicios a la empresa; hay subfacturación de exportaciones; denuncias de evasión y elusión y mientras tanto la Bolsa tuvo un silencio bastante parecido a la complicidad”. 

En la entrevista con Radio UNR recordó que en el marco de un concurso de acreedores los primeros que tienen que ver garantizados sus derechos son los trabajadores y las pequeñas empresas. En ese marco alertó: “Los empresarios son vivos. Se quieren hacer cargo primero de las deudas de Vicentín con ellos. Con la presentación lo que quieren hacer es apurar el Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE)”. 

El presidente Alberto Fernández había dicho en enero de este año que no rechazaba la posibilidad de una estatización de la compañía a raíz de la magnitud del préstamo otorgado por el Banco Nación. “Hay que plantearlo en el Congreso y que distintas fuerzas repiensen el rol de la nación”, sostuvo Del Frade. “En 2019 facturó 118 mil millones de pesos y está entre las seis empresas que más venden, por eso sería un excelente negocio para el Estado argentino en el caso de estar bien controlada, administrada y a cargo de las capacidades que egresan de nuestras universidades”, afirmó. 

La situación de Vicentín es un buen paso para pensar en serio quién maneja el comercio exterior argentino y el mercado de granos. ¿Lo hacen las multinacionales o el Estado? Lo mismo ocurre con el negocio bancario. Ambos son controlados por gente de afuera y esto tiene que ver con la soberanía”, preguntó. “Es interesante pensar que después de tantos años de giles de ver cómo hacían negocio con lo público desde el sector privado empecemos a pensar al revés: cómo lo público puede garantizarle a las grandes mayorías un negocio millonario. Vicentín es una gran excusa para recuperar lo que nos pertenece por historia”.