Merkel prometió ayudar en la renegociación
  • Compartir

04/02/2020

La canciller afirmó que "Argentina no tiene una situación económica fácil". Fernández reconoció más temprano que el país "es un paciente en terapia intensiva"

Autor:
Redacción web

El presidente Alberto Fernández compartió con la canciller de Alemania, Ángela Merkel, una declaración conjunta. El encuentro se dio en el marco de una gira por Europa para conseguir un apoyo de los principales líderes en el proceso de renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Merkel sostuvo que Alemania sabe que “Argentina no tiene una situación económica fácil”, de cara con la renegociación de la deuda. A pesar de ello remarcó: “Vamos a ver cómo ayudarlos”. Además reconoció que se hablaron de “posibles proyectos de inversiones entre Alemania y Argentina” y que “hay un interés muy grande de la industria alemana”.

Fernández estuvo acompañado del ministro de Economía, Martín Guzmán; del ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá; y de la primera dama, Fabiola Yáñez. Tras la reunión afirmó: “Alemania es un modelo que miramos muy de cerca, es el motor de la unidad de la Unión Europea, además los argentinos tenemos vínculos estrechos con Europa”.

Previamente se reunió con empresarios en un desayuno de trabajo, donde brindó un panorama de la situación del país. “La Argentina es un paciente en terapia intensiva”, reconoció. Allí hubo representantes de las compañías Hamburg Sud, Siemens AG, Smart Infraestructure, Grupo Hydro; DB. Ingeniería y Consulturía y Lindal Group, entre otras firmas.

Uno de los planteos que surgió de esa reunión partió del ministro de Economía alemán, Peter Altmaier. Allí pidió buscar una solución a la demanda que promueve en el CIADI contra la Argentina la empresa alemana Hochtief, por el congelamiento de la tarifa del peaje en el puente Rosario - Victoria.

La denuncia original es de 2007 por 157 millones de dólares, de los que el CIADI solo reconoció 13,4 millones de dólares, en la condena que se dictó contra el país en 2016. La compañía apeló el monto, por lo que la causa sigue abierta. Al respecto el ministro Felipe Solá aseguró: “Queremos pagar, pero necesitamos que den de baja la apelación”.