El 60 por ciento se destinó a productos recomendados

20/01/2020

El Gobierno analizó el consumo de los beneficiarios de la Tarjeta AlimentAR en Concordia. Los hogares invirtieron un promedio de 2200 pesos en 19 días

Autor:
Redacción web

El Ministerio de Desarrollo Social informó el detalle de los consumos y gastos realizados por los beneficiarios de la Tarjeta AlimentAR en Concordia, la ciudad con mayor índice de pobreza en el país. Allí se encontró que el 60 por ciento de lo invertido corresponde a alimentos recomendables desde un punto de vista nutricional. En promedio los hogares destinaron 2200 pesos durante un período de 19 días.

El estudio se llevó a cabo entre el 18 de diciembre y el 5 de enero, en el marco del desarrollo del plan nacional “Argentina contra el Hambre”. El mismo contiene datos relevados en un supermercado mayorista donde se utilizaron 775 tarjetas, es decir, el 12 por ciento de los plásticos usados en la localidad entrerriana.

El informe remarca que desde un punto de vista nutricional – saludable, el “48 por ciento de los productos alimentarios adquiridos son recomendables”. En esa lista aparecen los lácteos, la proteína de origen animal, verduras y frutas, principalmente. En tanto que “el 60 por ciento de lo gastado corresponde a estos productos recomendables, y sólo un 22 por ciento del gasto total se destinó a productos no recomendables como productos alimentarios ultraprocesados, con excesiva azúcar y sodio”.

El trabajo del Ministerio de Desarrollo Social encontró que “del total de productos alimentarios, el 48 por ciento constituyen alimentos recomendados desde una perspectiva de salud nutricional, y un 24 por ciento son productos no recomendados”. El 28 por ciento restante estuvo conformado por otro tipo de alimentos como harinas, en un 11 por ciento; arroz, 1,3 por ciento; gaseosas, 2,2 por ciento; y jugos en polvo, 3,4 por ciento. “Al analizar estos datos según el peso del gasto en cada categoría, se observa que el 60% de lo gastado corresponde a alimentos recomendados; 22% a productos no recomendables, 19% otros alimentos como harinas, arroz, dulces, condimentos e infusiones”, indicaron.

Asimismo se detalló que se compraron 549 litros de lácteos líquidos, especialmente leche y yogurt bebible, que representa un total de 0,7 litro por hogar. Además presenta 415 kilos de otros lácteos, como leche en polvo, yogures firmes, postres, quesos y otros alimentos lácteos. Esto implica un promedio de 0,5 kilo por hogar.

En cuanto a los gastos por tarjeta se comprobó los 775 plásticos de la muestra “corresponden a una misma cantidad de hogares”. Por tal motivo a cada casa le significó una sola tarjeta. ““En el período de 19 días considerado, el 40% de los hogares gastó, en total, hasta $1499, y un 22% desembolsó entre $1500 y $2499 y un 25% entre $2500 y $3999. Finalmente, solo el 13% consumió $4000 o más”, valoraron.

Por último el informe informó que “los hogares gastaron 2200 pesos en el período analizado”. Teniendo en cuenta que el monto promedio para la población beneficiaria de Concordia es de 4880 pesos por mes, “los hogares analizados gastaron, en promedio, el 45 por ciento del gasto máximo teórico estimado posible”.