Envían proyecto para modificar indexaciones

03/12/2019

El actual oficialismo presentó un proyecto de Ley para modificar las actualizaciones de créditos UVA y hacerlo por las variaciones salariales

Autor:
Redacción web

El equipo de Mauricio Macri envió un proyecto de Ley en el Congreso para modificar el sistema de aumento de los créditos UVA. Según el texto busca que se indexe de acuerdo al incremento salarial de los deudores. La iniciativa cuenta con el rechazo del Colectivo Nacional de Hipotecados Autoconvocados (CNHA).

De aprobarse el proyecto, los créditos UVA van a dejar de indexarse por el Índice Coeficiente de Estabilización de Referencia, o ajuste por inflación. Desde enero de 2020 pasaría a actualizarse por el Coeficiente de Variación Salarial, o ajuste por salarios. Por tal motivo los tenedores de créditos reclamaron por el congelamiento de la cuota actual, que podría sufrir una modificación de hasta el 25 por ciento para comienzos del año que viene.

"El gobierno saliente pretende a través de este proyecto garantizarle a los bancos la perdurabilidad de un sistema que a cuatro años de su vigencia ha permitido a los bancos obtener ganancias extraordinarias, en detrimento de los deudores que han visto transformar el sueño de la casa propia, en una pesadilla", sostuvieron los integrantes del CNHA en un comunicado. La presentación agrega que este proyecto busca "securitizar masivamente las hipotecas, habilitando de ese modo la posibilidad de que fondos buitres compren estos instrumentos y procedan a ejecuciones expeditas en caso de morosidad".

Considerando que Alberto Fernández “anunció en campaña que impulsará una recuperación en términos reales de los salarios”, desde la CNHA consideran que esto “implica que los sueldos subirán por encima de la inflación”. “Al atar los créditos a la evolución del CVS la modificación implicará que las cuotas se encarezcan aún más, tornando estos créditos en verdaderos pagarés con vencimiento cada 30 días”.

Los créditos UVA surgieron hace más de tres años como una opción que permitía a las familias acceder a su propia vivienda porque requería de ingresos más bajos que un crédito tradicional. Pero al indexarse los valores al ritmo de la inflación las cuotas se hicieron cada vez más onerosas. Por ejemplo, un crédito UVA de un millón de pesos por 240 meses se inició con una cuota de 7915 pesos en marzo de 2016 y llegó a valer 20887 pesos en junio de 2019. El capital adeudado, por ejemplo, pasó de 1 millón de pesos a 2,4 millones de pesos.