Piñera accede a modificar la Constitución

16/11/2019

Oficialismo y oposición acordaron modificar la Constitución vigente, redactada por la dictadura de Pinochet. El logro no detuvo la tensión en el país trasandino

Autor:
Redacción web

El Gobierno de Chile y la oposición acordaron una hoja de ruta para dotar al país de una nueva Constitución. Lo hicieron a través de un plebiscito de entrada que preguntará a la ciudadanía si quiere una nueva Carta Magna y, en caso afirmativo, qué formula constituyente prefiere.

La consulta se realizará en abril de 2020 y pone a Chile rumbo a una nueva Constitución que sustituya a la actual. La misma fue aprobada en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet, señalada como el principal obstáculo para achicar las desigualdades y que llevó a la actual crisis social. El reclamo ya se extiende por cuatro semanas y hay 22 personas muertas.

El plebiscito va a resolver dos preguntas. En la primera los ciudadanos chilenos van a tener que responder si quieren o no una nueva constitución. En la segunda, pronunciarse sobre qué tipo de órgano debiera redactar la nueva Constitución. Las opciones son una “convención mixta constitucional”, compuesta por parlamentarios y ciudadanos electos para la ocasión por partes iguales; o una “convención constitucional”, para la que todos los integrantes sean electos para tal acto.

Esa elección se realizará en octubre de 2020 conjuntamente con las elecciones regionales y municipales, bajo sufragio universal. El órgano constituyente deberá aprobar las normas y el reglamento de las mismas por un quórum de dos tercios de los miembros. Luego de redactarse la nueva Constitución, debe ser sometida a su nueva ratificación en otro plebiscito mediante sufragio universal obligatorio.

A pesar del acuerdo histórico no cesan las manifestaciones en Chile. Miles de personas se manifiestan y se enfrentan a la policía en el centro de Santiago. Los manifestantes están de acuerdo en restar credibilidad al acuerdo que llegaron oficialista y oposición.