La economía que viene

07/11/2019

El economista Sergio Arelovich analizó el futuro económico del país de acá a diciembre, cuando sea el turno de alternar el gobierno nacional

Autor:
Redacción web

El cambio de mando en el gobierno nacional es toda una incógnita en términos económicos debido a que la incertidumbre se estampa en cómo entregará Mauricio Macri su gestión.

En este marco, el economista Sergio Arelovich, docente e investigador de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), analizó en Rompiendo los Cocos las vulnerabilidades del actual modelo económico, la rudeza del nuevo contexto internacional y la permanencia de rasgos estructurales de la economía argentina que la condenan a "caer cíclicamente" en procesos como el del endeudamiento externo.

Según el especialista, la urgencia es solucionar los abultados compromisos de deuda que el país tiene en los próximos meses. “La energía hay que utilizarla para resolver los gravísimos problemas que hay ahora. Ya va haber tiempo para que esta gente se calle de una vez y para siempre, porque la verdad que la situación que dejan es gravísima. Arrancando por la deuda. A fines de 2019, cuando lleguemos a diciembre, con suerte la deuda va a representar casi el 113% del producto bruto interno”.

Cristina entrego un país con una deuda sobre producto del 38% y Alberto Fernández va a recibir un país con una deuda que con suerte va a representar su producto bruto interno 113%. Por lo tanto, este primer problema grande está asociado no solamente al tamaño sino a la inminencia de los vencimientos, por un lado, y al enorme peso que tiene la deuda en moneda extranjera. Casi el 80% de esa deuda es en moneda extranjera. Con lo cual no se trata solamente de un problema de atender los vencimientos que no se van a poder atender, sino que también están sujetos a los avatares que tengan la relación de la moneda nacional con el tipo de cambio”, explicó.

En este sentido, consideró: “A mí me parece que lo que hay que hacer es revindicar esta legitimidad del Estado nacional de establecer mecanismos permanentes, no temporales, de control de cambio”. “Las urgencias son más de una”, concluyó.