Juan Farina director del Poli

07/11/2019

Primera vez que la máxima autoridad se elige por el voto de sus claustros

Autor:
Redacción web

Con el 50,02 por ciento de los votos ayer se impuso la lista Democracia y Soberanía Politécnica que postulaba a Juan Farina como director del Politécnico. La mayor parte de los votos se lo dieron los estudiantes y graduados, un reconocimiento indiscutido a un docente comprometido con la excelencia académica y la educación pública.

La votación se realizó ayer, miércoles 6, entre las 8 y las 21 y determinó que Farina fuera elegido con el 60 % de los votos de estudiantes, el 46% de docentes, casi el 51 % de graduados y con el 23% de los votos de los no docentes.

“Nuestra propuesta se inscribe en la misma línea de hacer una universidad pública popular, feminista, de excelencia y comprometida con el medio”, destacó Farina.

El flamante director es el jefe del departamento de física del Politécnico, docente de la institución. Es ingeniero electricista (orientación electrónica) y magíster en docencia universitaria, ambos títulos de la universidad pública. Hasta este año –y durante dos períodos consecutivos por estatuto- presidió la Asociación de Profesores de Física de la Argentina. Pero sobre todo es conocido públicamente por haber entusiasmado a cientos de chicas y chicos a sumarse a las olimpíadas nacionales e internacionales que promueven el conocimiento científico.

La decisión de elegir al director del Poli por el voto directo de los cuatro claustros es una resolución del rector de la UNR, Franco Bartolacci, de septiembre de este año. A partir de la jubilación de la actual directora del Politécnico decide establecer un “procedimiento que se enmarque en criterios de democratización” para designar al nuevo director o nueva directora. De allí que, de ahora en más, esta designación se realizará “por el sistema de voto directo, ponderado, presencial y por boleta única”.  La ponderación se refiere a las siguientes proporciones de votos: un 50 por ciento del voto docente, el 30 por ciento de los estudiantes, un 10 por ciento del personal no docente y el otro 10 de los graduados.

Esta fue la primera vez que se designa un director de esta institución preuniversitaria por el voto directo, hasta entonces el cargo era nombrado por el rector de la UNR. La decisión es un antecedente importantísimo para el resto de las escuelas de la UNR. También para la aprobación de la Ciudadanía Universitaria para estas instituciones, que aspiran se trate y defina durante la Asamblea Universitaria de la UNR.