Ley Micaela en la UNR

25/10/2019

Se presentó el Programa de capacitación sobre perspectiva de género y sensibilización contra las violencias sexistas en la Universidad Pública

El papá de Micaela García en la presentación del programa.
1/2
Autor:
Redacción web

Con la presencia del Rector Franco Bartolacci, la Secretaria del Área de Género y Sexualidades Florencia Rovetto, los padres de Micaela García, Néstor “Yuyo” García y Andrea Lescano y la diputada nacional del Movimiento Evita, Lucila De Ponti, se realizó en la sede de gobierno de la UNR la presentación del Programa de capacitación “Ley Micaela”.

El mismo contempla tres niveles de capacitación sobre perspectiva de género y sensibilización contra las violencias sexistas. Un primer nivel destinado a autoridades de Rectorado y de las doce Facultades. Un segundo nivel dirigido a los integrantes de los organismos colegiados de la Universidad y un tercer nivel destinado a toda la comunidad universitaria.

“Asumimos el desafío de hacer una Universidad inclusiva, diversa, plural y feminista lo que implica trabajar para erradicar la violencia sexista, construir un territorio menos violento también adentro de la Universidad y comenzamos con este paso que consideramos muy importante”, afirmó Bartolacci. “Los padres de Micaela han convertido tanto dolor en una lucha que, a partir de esta ley, nos permite construir un mundo más justo y menos violento”, agregó.

El Rector de la UNR sostuvo que hay una decisión y vocación política asumida públicamente y que se está llevando a cabo a través de acciones institucionales: “Hay un compromiso político, ideológico, institucional y académico de revisar y transformar nuestras prácticas”.

Desde el Area de Género y Sexualidades, Florencia Rovetto explicó que se realizarán jornadas de capacitación, talleres y charlas pero que no se trata sólo de eso, sino de pensar políticas y trabajar en pos de la transformación de las condiciones de desigualdad que hacen que las violencias sexistas se sigan reproduciendo tanto fuera como dentro de la institución. En ese sentido se piensa en un programa de actualización permanente.

 

El dolor transformado en lucha

“Creemos que la ley es una herramienta importante para cambiar la realidad de verdad porque apunta a cambiar patrones culturales”, sostuvo Néstor “Yuyo” García y agregó: “No vamos a ver los resultados este año pero la idea es trabajar a mediano y largo plazo para que el cambio sea efectivo”.

Cabe destacar que a partir de que el Consejo Interuniversitario Nacional adhirió a la ley Micaela, las Universidades Nacionales que aún no contaban con un protocolo de actuación contra la violencia de género, comenzaron a elaborarlo. En este sentido García considera que este protocolo debe ser previo a la implementación de la ley ya que debe haber un procedimiento administrativo que pueda brindar una solución frente a las denuncias y reclamos.

“Lo que está interpelando el movimiento de mujeres es la forma de construcción del poder, está proponiendo un poder más distribuido, más transversal. Somos optimistas que esta realidad puede cambiar pero también conscientes de que es un proceso, que no es perfecto y que habrá que repensar e ir adaptando”, afirmó el papá de Micaela y resaltó la importancia de que se respete el espíritu de la ley sobre obligatoriedad, permanencia y presentación de programas contra las violencias sexistas.

 

Por: Victoria Arrabal.