El Nobel de Química quedó entre tres científicos
  • Compartir

07/10/2015

Por sus estudios mecanísticos para la reparación del ADN le otorgaron el prestigioso premio al sueco Thomas Lindahl, al norteamericano Paul Modrich y el turco Aziz Sancar

Tomas Lindahl, Paul Modrich y Aziz Sancar, reconocidos con el Nobel de Química 2015.
Autor:
Redacción web

El premio Nobel de Química 2015 gratificó a tres acreditadas investigaciones complementarias que contribuyeron a mejorar el tratamiento de algunos cánceres. Los mecanismos de reparación del ADN desarrollados por Thomas Lindahl, Paul Modrich y Aziz Sancar evitan graves enfermedades, ya que protegen los daños que sufre a diario el genoma humano.


El sueco Thomas Lindahl demostró que el ADN sufría un lento deterioro, por lo que necesitaba sistemas moleculares para reparar esos defectos. Usando ADN bacteriano encontró una enzima reparadora que eliminaba los restos dañados de citosinas. Y llego hasta el punto de recrear el proceso de reparación humano in vitro.

Siguiendo esta línea de investigación, el turco Aziz Sancar se abocó a resolver cómo las células enfrentan los daños provocados por la radiación. Consiguió identificar, aislar y caracterizar las enzimas codificadas por genes mutados. Luego completó los pasos de la reparación por escisión nucleótida, y profundizó el proceso en humanos.

Por su parte, el norteamericano Paul Modrich se interesó por enzimas que afectaban al ADN y mostró que podían funcionar como indicadores para cortar las cadenas en el lugar correcto. Y logró recrear el complejo mecanismo in vitro que aplicó al genoma humano.

El Premio Nobel de Química 2015 galardonó a tres hombres que con sus estudios aportaron avances enormes para la reparación del ADN. Contribuyeron a mejorar la comprensión de muchos males hereditarios, y posibilitaron nuevos tratamientos contra el cáncer.