Comienzan las audiencias de apelación por la desaparición de Paula Perassi

08/10/2019

Habrá una vigilia de tres días frente a los Tribunales provinciales para que los jueces revean el fallo que liberó a los nueve imputados

Autor:
Redacción web

La causa sobre la desaparición de Paula Perassi sumará esta semana un nuevo capítulo con el inicio de las audiencias para revisar el fallo unánime de primera instancia que absolvió a todas las personas imputadas. Las organizaciones que apoyan a la familia convocaron una nueva vigilia a partir de este martes, con una duración de tres días, para renovar el pedido de justicia.

Los nueve acusados llevan cinco meses en libertad y la decisión del tribunal será analizada hasta el jueves por el tribunal que integran Carolina Hernández, Gustavo Salvador y Javier Beltramone. Antes de la sentencia, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y la querella habían pedido prisión perpetua para los civiles procesados por aborto no consentido y privación ilegítima de la libertad.

El último 18 de septiembre se cumplió al octavo aniversario de la noche en que la mujer de 36 años fue vista por última vez en San Lorenzo. Al igual que en la marcha que se llevó a cabo en dicha oportunidad, la multisectorial que reclama el esclarecimiento del caso preparó una serie de actividades bajo la consigna: “Sin Paula no hay nunca más“.

La concentración frente a los Tribunales provinciales fue programada para las 8 de la mañana sobre Balcarce y Montevideo. Para las 10 se anunció un panel y taller con un análisis de la cobertura periodística de la desaparición desde 2011 y al mediodía estaba previsto un almuerzo popular cerca de la Plaza del Foro.

Perassi estaba embarazada cuando salió de su casa aquel 18 de septiembre y mantenía una relación extramatrimonial con Gabriel Strumia. El transportista fue desde entonces el principal sospechoso junto con su esposa Roxana Michl y Mirta Rusñisky, señalada como la encargada de practicar un aborto clandestino que le costó la vida a Paula.

La pesquisa en torno a la hipótesis de los fiscales Donato Trotta y Ramón Moscetta estableció una maniobra para encubrir la muerte, despistar a la familia de la víctima y ocultar el cuerpo sobre cual aún no hay rastro alguno. En la cadena de cómplices figura Antonio Mario Díaz, hombre de confianza del amante de la mujer, y cinco miembros de la policía santafesina. Quien tenía mayor rango entonces era el comisario Adolfo Puyol, seguido por Jorge Krenz, Gabriel Godoy, Aldo Gómez y María José Galtelli. Todos fueron declarados inocentes por falta de pruebas y la Cámara de Apelaciones revisará ahora el fallo que firmaron los jueces Griselda Strólogo, Álvaro Campos y Mariel Minetti.