“Icarar”, primer disco de Vanina Israel

10/09/2019

El álbum reúne canciones que invocan el ritual en el arte, la conexión profunda con todos los seres y las cosas, con el cielo y la tierra

Vanina Israel editó “Icarar”.
Autor:
Redacción web

La cantante y compositora Vanina Israel presentó en La Canción del País su primer trabajo discográfico titulado “Icarar”, editado luego de uno de los concursos de la Editorial Municipal de Rosario (EMR).

“Icarar” contiene diez canciones, siete de las cuales le pertenecen a la cantante y compositora nacida en Buenos Aires en 1990 que vive en Rosario desde sus 18 años. El repertorio se completa con “Nacida en el verde” de la entrerriana afincada en San Luis Marita Londra, “Repechos del guadal” del cordobés José Luis Aguirre (ambos cantan en el disco) y “K’arallanta”, una copla popular anónima. “Marita y José Luis son personas que me convocan con su música, pero en su humanidad también. Tienen una coherencia entre el decir en la música y el andar en la vida. Eso para mí es una cualidad importantísima, se aprecia un montón en ellos”, explicó.

Además de Vanina en canto y guitarra están Romina Bisciglia en guitarra, y Nadia Castro en violoncello y tambor repique, quienes “hacen la base más fuerte de la mayoría de los temas”. “La idea del disco es poder registrar toda la calidez y la amplitud sonora que podés registrar que no es lo mismo que en el vivo”. De todos modos, la coloratura del disco se potencia con Cintia Sposetti en guitarra y voz, Rodrigo Speranza, Alfredo Tosto, Diego Zabala y Martín Sanabria en percusión, Gabriel Vallejos en acordeón, Sandra Galletti, Sonia Gasparutti, Rosana Ibañez, Eugenia Zarich, Victoria Gastaldi en sikus y Natalia Gómez Alarcón, Andrea Bertoldo, Maia López, Lucía Zelko, Ana Paula Berardo, Clarisa Sukerman, Coralí Maldonado, y Melisa Argento en voces.

“No sostengo el tradicionalismo, ni las formas por encima de la expresión artística. Si sale así es porque quizás es un lenguaje del que me empapé, y del cual también hago uso para expresarme, pero nunca fue algo forzado. El disco es argentino, pero también es andino en general. Hay rítmicas de distintos países latinoamericanos”, remarcó.

 

La nota completa aquí.